test de intolerancia alimentaria

¿En qué consiste el análisis de intolerancia alimentaria?

La intolerancia alimentaria es un problema más común de lo que parece. De hecho, una persona puede padecer este trastorno sin ser consciente de ello. Muchas veces no nos interesamos en saber si los alimentos que incorporamos en nuestra dieta nos hacen más daño que bien. Para evitar que lo que comemos nos perjudique poco a poco, es necesario un análisis de intolerancia alimentaria. ¡Te contamos todo lo que necesitas saber!

También puedes leer en nuestro blog:

¿Qué es la intolerancia alimentaria?

Para entender por qué es necesario un análisis de intolerancia alimentaria, es necesario conocer este trastorno y cómo nos afecta. La intolerancia alimentaria es una reacción del metabolismo ante la ingesta de un determinado alimento o componente. A diferencia de las personas que tienen intolerancia al gluten, en la intolerancia alimentaria no interviene el sistema inmune.

Este rechazo a ciertos alimentos se debe a alteraciones en el metabolismo el propio alimento. Estos cambios pueden darse por origen genético o adquirido a través del tiempo. El resultado es que impiden que se digiera, asimile y aprovechen las sustancias de los alimentos.

El problema con los alimentos afecta de forma diferente a cada personal. Lo que para algunos puede resultar beneficioso, para otras personas puede ser perjudicial. Por esta razón, es muy importante hacer un análisis de intolerancia alimentaria en cualquiera de los centros de salud en España. Se trata del primer paso para replantear nuestra rutina de alimentación.

Intolerancia a la lactosa: una de las condiciones más comunes

Una de las intolerancias alimentarias más conocidas es aquella desarrollada a la lactosa. Para entenderla es necesario saber que la leche contiene un azúcar llamado “lactosa”. Esta se debe descomponer en dos moléculas para que nuestro organismo las absorba correctamente. El trabajo de la enzima “lactasa” que sintetiza el intestino delgado es intentar descomponerla.

Si una persona tiene déficit de lactasa, su organismo es incapaz de absorber toda la lactosa. Por esta razón, parte de ella pasa al colon. Allí, las bacterias la fermentan y dan lugar a los síntomas propios de la intolerancia alimentaria.

¿Intolerancia o alergia alimentaria?

análisis de intolerancia alimentaria

Es importante aclarar la diferencia entre intolerancia y alergia alimentaria antes de someterte a un análisis. Cuando hablamos de reacciones alérgicas inmunes, nos referimos a procesos inmunológicos. Estos están mediados por anticuerpos de tipo inmunoglobulina E o de tipo G frente a ciertas proteínas de los alimentos.

Las alergias alimentarias ocurren cuando el sistema inmune que lucha contra infecciones interpreta que un alimento es invasor. De esta manera, genera una respuesta desproporcionada, causando síntomas como problemas para respirar, obstrucción en la garganta, tos, vómitos, urticaria, inflamación o disminución de la tensión arterial. A veces, el hecho de tocar o inhalar un alimento puede desencadenar una reacción alérgica de gravedad.

En cambio, la hipersensibilidad o intolerancia alimentaria genera una reacción inmune retardada. No existe una relación de causa y efecto muy clara. Por esta razón, son trastornos complejos de diagnosticar. Nuestro tracto gastrointestinal contiene la mayor superficie de tejido inmune del cuerpo. Por ende, es posible que presentes una reacción de hipersensibilidad a aquellos alimentos que más consumas. Todo dependerá de la salud de tu tracto gastrointestinal y tu sistema inmune.

Quizás no sabes si alguna vez has experimentado intolerancia alimentaria. Estos son los síntomas más comunes:

  • Náuseas
  • Gases
  • Dolores abdominales
  • Diarrea
  • Irritabilidad
  • Nerviosismo
  • Dolor de cabeza

¿En qué consiste un análisis de intolerancia alimentaria?

Existen dos tipos comunes de análisis de intolerancia alimentaria a los que puedes someterte:

Análisis de sangre para detectar intolerancia alimentaria

Los análisis intolerancias alimentarias consisten en extraer una muestra de sangre del paciente. Esto permite analizar cómo los anticuerpos reaccionan ante proteínas específicas de los alimentos. A través de un estudio clínico de este tipo, se puede determinar la intolerancia alimentaria a diferentes tipos de comidas, como, por ejemplo:

  • Carnes
  • Pescados
  • Frutas o frutos secos
  • Verduras u hortalizas
  • Féculas
  • Especias
  • Granos y semillas

Los resultados de un análisis intolerancia alimentaria se interpretan por profesionales médicos. Estos emiten un informa que permite conocer qué tipo de alimentos es recomendable suprimir de la dieta para que una persona conserve su salud en buen estado.

Test de hidrógeno espirado

También existe otro tipo de análisis intolerancia alimentaria llamado test de hidrógeno espirado. Este examen permite detectar la incapacidad de nuestro cuerpo para metabolizar ciertos azúcares. Se utiliza mucho para determinar la intolerancia a la lactosa.

El fundamento de esta prueba tiene que ver con la descomposición de los azúcares que no han sido correctamente metabolizados. Cuando ocurre esto, las bacterias del intestino liberan hidrógeno. Este pasa al torrente circulatorio y de allí al pulmón, expulsándola al exterior a través de la respiración.

De esta forma, la prueba consiste en que la persona debe ingerir una solución con una cantidad específica de lactosa. Lo siguiente es soplar en un dispositivo que recoge y mide la cantidad de hidrógeno que contiene el aliento.

¿Habías escuchado sobre los análisis de intolerancia alimentaria? ¡En gowork.com puedes encontrar los centros de salud que realizan esta prueba!


Opiniones sobre empleadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *