qué decir para no ir a trabajar

Mejores excusas para no ir a trabajar ¿Las conoces todas?

Sin duda alguna cualquier persona ha sentido las ganas de faltar al trabajo y contar una mentira piadosa como excusa. Bien sea para alargar el fin de semana o para tomarte un día de “asuntos propios”, es importante tener a la mano algún pretexto para zafarte de un día de trabajo sin inconvenientes. Por esta razón, te presentamos las mejores excusas para no ir a trabajar.  

Bien sea que teletrabajes desde casa o tengas que atender a cientos de personas en una oficina o restaurante, todos queremos escapar un día de estas responsabilidades. Si te has encontrado en uno de estos días donde tu mejor plan es quedarte en cama, leer, reflexionar sobre la vida o simplemente descansar, toma estas ideas como excusas para no ir a trabajar.  

12 Excusas para no ir a trabajar sin justificar  

Ejemplos de excusas para no ir a trabajar

En primer lugar, es importante que conozcas cuántos días se puede faltar al trabajo sin justificar. Conociendo esto, descubre cuáles son las excusas que puedes decirle a tu jefe para no sufrir ninguna sanción. Las hemos separado por categorías para que sepas jugar con la variedad y no te delates usando la misma excusa más de una vez durante el mes.  

Ten en cuenta que, en todo caso, lo mejor es mantener la calma y no enrollarse al momento de contar una excusa. Mientras más directo y preciso sea el mensaje, mucho más creíble será. Ponerle demasiada narrativa a una trama puede dar indicios de que lo que cuentas no es real. 

¿Recuerdas cuando has pillado a algún niño mintiendo por su nerviosismo o su manera de contar la historia? Pues te adelantamos que los adultos no son mucho mejores para contar una excusa, así que lo mejor es apostar por la calma y la precisión.  

Excusas relacionadas con el médico  

Las excusas para no ir a trabajar relacionadas con la salud pueden ser un arma de doble filo. En primer lugar, porque a veces deben ir respaldadas por un justificante. Además, suelen ser motivo de una enorme cantidad de preguntas de parte de compañeros de trabajo, así que sentirás que deberás elaborar una historia completa. Sin embargo, aquí tenemos algunas ideas que pueden ayudarte a evadir un día de trabajo:  

  • “Creía tener COVID y he ido a URGENCIAS”: en el contexto actual es una excusa perfecta porque sabemos que ir al trabajo con COVID es una irresponsabilidad. Ni tus jefes ni tus compañeros quieren contagiarse y más bien te agradecerán el haberte quedado en casa si tenías fiebre y no ponerlos en riesgo.  
  • He comido algo en mal estado”: para esta excusa no te pedirán justificación, porque sabrán que probablemente no puedas ni salir de tu baño. Puedes afirmar que tienes fuertes dolores estomacales y que alguien ha tenido que ir por ti a comprar suero. 
  • “Mis hijos /padres amanecieron enfermos y debo llevarlos al médico”: puedes decir que alguno de tus familiares requería tu ayuda y que eras el único para atenderle. Este tipo de excusas también son ideales porque al ser familiares directos las empresas no pueden oponerse. Ahora bien, si hablas de las enfermedades de un primo o un tío lejano con fiebre, es posible que no recibas la misma aceptación.  

Excusas relacionadas con imprevistos o accidentes  

excusas para no ir a trabajar
  • “Se ha inundado mi piso”: todo el que haya padecido las consecuencias de una tubería rota podrá entender lo aparatoso que es. Esta situación requiere que te quedes en casa al menos un par de días, mientras llamas al fontanero y repara los daños. Si vas a utilizar esta excusa, intenta que no sea algo tan grave, porque podrían pedirte documentos del seguro para respaldar tu historia. 
  • “Estoy esperando al del servicio técnico”: ante cualquier imprevisto en el hogar, sabemos que el servicio técnico no es tan rápido como lo necesitamos. Por ello, decir que te has quedado esperando al plomero, fontanero, carpintero, etc, sonará muy creíble. 
  • “Me he dejado el móvil en el transporte de camino al trabajo”: todos sabemos lo importante que son los móviles en la actualidad. De hecho, para muchos es su herramienta de trabajo o almacenan información clave. Decir que has perdido el móvil en el bus, tren o taxi es una excusa muy creíble. Tendrás que decir que has tenido que hacer muchas cosas durante el día para recuperarlo.  
  • “Me quedé encerrado en casa, estoy esperando al cerrajero”: puedes afirmar que se ha roto la llave de tu casa y has quedado encerrado dentro. También puedes echar la culpa a tus compis de piso de este desastre y que has tenido que cargar con las consecuencias. Todos sabemos que estos imprevistos realmente son más comunes de lo que crees y la mayoría suele entenderlos.  

Excusas para faltar al trabajo asociadas con mascotas  

  • “Mi mascota amaneció con convulsiones”: cuando una mascota amanece con convulsiones, lo ideal además de llevarla al veterinario es mantenerla vigilada. Por ende, sabiendo que no puedes quitarle los ojos de encima durante el día, todo ser humano entiende que tampoco puedes ir al trabajo. 
  • “He tenido que llevar a mi mascota de urgencias al veterinario”: agravando un poco más la situación, puedes afirmar que has tenido que ir de urgencias al veterinario y que han tenido que operar a tu mascota. Esto te dará algunos días libres, pero seguramente solicitarán justificativo de esta situación. 

Excusas para no ir a trabajar por problemas personales  

  • “Me llamaron de los juzgados para ir de testigo”: si has presenciado un accidente, robo o imprevisto, es posible que te llamen para ir a testificar. Estas responsabilidades son obligatorias y es un deber como ciudadano, así que no puedes negarte a cumplirlas. Por ende, es una excusa perfecta para saltarte el horario laboral.  
  • “Ha llegado un familiar de sorpresa y solo estará un día”: esta excusa puede costar un poco de entender, pero si dices que es un familiar directo tendrá más sentido. Tendrás que dramatizar un poco y afirmar que tu familiar vive muy lejos y que tienes años sin verle para que sea creíble. 
  • “Mi expareja no ha podido quedarse hoy con los niños”: esta excusa solo aplica si tienes hijos y un acuerdo con tu expareja. Puedes echarle la culpa de que tuvo algún imprevisto y te has tenido que quedar con los niños un día que no te correspondía. 

¿Cómo le digo a mi jefe que no puedo ir a trabajar sin justificante? 

cómo le digo a mi jefe que no voy al trabajo

Sin importar cuál de todas estas excusas utilices, debes asegurarte de que tu historia suene creíble. Un paso en falso y podrías meterte en problemas o ganarte una sanción. Antes de recurrir a cualquiera de estas excusas, ten en cuenta que existen otras alternativas para faltar al trabajo. Puedes pedir vacaciones, permisos o licencias que correspondan. En caso de que no puedas disfrutar de nada de esto, esperamos que algunas de estas excusas puedan ayudarte.  

Si quieres saber cómo comunicarle a tu jefe que no puedes ir al trabajo por alguno de estos motivos, considera estos consejos:  

  • Evita incluir demasiadas explicaciones en tu relato. Mientras más detalles, más información tendrás que recordar y puede desmontarse tu excusa muy fácil por error. Tampoco envíes un mensaje con cuatro palabras. Simplemente sé breve pero conciso con la razón por la que estás faltando al trabajo.  
  • Tranquiliza a tu jefe e intenta faltar en días que no sean muy importantes o comprometan el trabajo.  
  • Si das una excusa relacionada con la salud, no tiene mucho sentido que tus compañeros te vean disponible en redes sociales. 
  • No utilices mentiras que impliquen casos de muerte de alguien, ya que es información sensible y difícil de sostener.
  • Si vas a faltar al trabajo por el deseo de ir a la playa, tu bronceado delatará las mentiras.  

También puedes leer en nuestro blog:  

Ahora que conoces las mejores excusas para no ir a trabajar ¿Se te ocurre otra que no hayamos compartido? ¡Coméntala en gowork.com!  


Opiniones sobre empleadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *