definición de abogado penalista

¿Qué es un abogado penalista? Funciones y cómo ejercer

El derecho penal es una de las áreas más populares del derecho y por la que muchos jóvenes deciden estudiar la carrera. En este ámbito, los abogados pueden aplicar sus conocimientos en leyes y su experiencia profesional. Además, pertenece al derecho público, ya que es el Estado quien establece las leyes penales, determinando las acciones que se consideran delito y las sanciones aplicables. Si quieres saber qué es un abogado penalista, sigue leyendo porque te contamos todo.  

El derecho penal por el que se rigen estos abogados tiene como base el respeto a la dignidad humana. Un abogado penalista debe garantizar el cumplimiento de las leyes, la dignidad humana y todas las garantías constitucionales. Además, debe manejar todas las leyes en esta materia y conocer a cabalidad lo que estipula el Código Penal y el Código de Procedimiento Penal. Las opiniones de empresas de derecho y contabilidad dan fe de lo importantes que son en todo proceso.  

¿Qué es el Derecho Penal?  

El campo del derecho penal se centra en regular el poder punitivo del Estado. Esto lo realiza a partir de la aplicación de penas frente a la perpetración de delitos. El derecho penal está determinado por un sistema de normas que, en conjunto, componen el Código Penal. Esta figura es la que identifica y define las conductas que se constituyen como delito.  

Sin embargo, no todas las conductas que atentan contra la ley deben ser tratadas y estudiadas por la rama del derecho penal. Esta especialización se limita a comportamientos antijurídicos que involucran una mayor gravedad. Por lo tanto, el derecho penal es el campo del derecho que define, establece y aplica sanciones graves como la privación de libertad.  

¿Qué es un abogado penalista?  

qué es un abogado penalista

El abogado penalista es un profesional del derecho que maneja los expedientes jurídicos fundamentados en el derecho penal. Su tarea es orientar y estar a disposición de la persona que necesite llevar adelante una demanda. Según la gravedad de los delitos, así como las multas que pueda involucrar, es necesario un abogado que conozca sobre la materia.  

Aquí es donde entra la figura del abogado penalista, un profesional que debe ser seguro, práctico y firme en sus decisiones. Debe lograr que la persona a la que va a defender conozca con exactitud la situación penal en la que se encuentra. Además, debe ser un profesional capaz de reunir la evidencia necesaria para defender a su cliente en la causa. Un mal asesoramiento puede cambiar la vida de una persona para siempre.  

El ejercicio de su trabajo se basa en dos grandes normas: 

  • El Código Penal (CP) 
  • La Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) 

¿Qué es el Código Penal (CP)?  

El Código Penal es una norma punitiva, ya que establece las penas y sanciones de los delitos que se cometen. En este texto se establece la denominación de cada posible delito y las multas correspondientes. Cada delito se debe explicar detalladamente en sus variantes. La idea es que al encontrarse con la norma no queden dudas de su aplicación. Así podría impartirse justicia en las acciones penadas.  

Dentro del Código Penal se establece la forma en que los comportamientos son sancionados por un tribunal. Del mismo modo, se identifican las penas que deben asumirse tras la infracción. Esto no solo incluye el castigo directo que recibe el criminal. También abarca la forma en la que reparará los daños ocasionados de manera directa o indirecta.  

¿Qué es la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim)? 

La Ley de Enjuiciamiento Criminal fue aprobada en 1882 y reúne las acciones que toma la ley contra delitos y faltas. En ella se incluyen las siguientes cuestiones y delitos donde se necesita de la pericia y conocimientos especializados de un abogado penalista:  

  • Contra las personas y la vida: homicidios, asesinatos, lesiones y abortos. 
  • Contra el patrimonio: robos, hurtos, apropiaciones de bienes e inmuebles, estafas.  
  • Delitos económicos o financieros: delitos contra el fisco, societarios, blanqueo de capitales. 
  • Delitos contra la Administración, la Seguridad y la Salud Pública. 
  • Informáticos. 
  • Delitos laborales. 
  • Delitos sexuales. 
  • Contra ciudadanos en el exterior.  

¿Cómo convertirse en abogado penalista? 

Para ejercer como abogado penalista, necesitas formarte en:  

  • Licenciatura o grado en Derecho.  
  • Máster de acceso a la Abogacía.  
  • Colegiatura en el Colegio de Abogados. 
  • Máster en Derecho Penal.  

Además, los abogados penalistas deben contar con dos cualidades importantes. Hablamos de la argumentación y la capacidad de oratoria; que pueden hacer que un juicio se gane o se pierda. Asimismo, debe ser mentalmente ágil, observador y locuaz a fin de contrarrestar los dichos de otros y sus argumentos.  

Por otra parte, un abogado penalista debe mantenerse constantemente actualizado de las normas y la jurisprudencia, que actualizan a diario. Un abogado penalista puede defender a una persona incluso sabiendo que es culpable. En este caso, será quien defienda sus derechos y negocie ante los juzgados la menor condena para su cliente. 

¿Siempre se necesita un abogado penalista?  

El abogado penalista es un profesional que tiene potestad para representar a cualquier persona involucrada en un proceso penal. Esto se aplica, aunque sea víctima o acusado. Todo individuo involucrado en un hecho punible, no puede presentarse a los juzgados por sí solo. Por esta razón, es necesaria la presencia de un abogado penalista para que lo represente.  

Este profesional en el área del derecho conoce todas las leyes que se requieren para estos casos. Además, es el abogado penalista quien engloba todo el conocimiento propio en la materia para garantizar que se ejecute un juicio justo. La naturaleza de los procesos penales muchas veces supone mucha complejidad jurídica para las partes involucradas. Por esta razón, se requiere de un abogado penalista para asesorar y defender basándose en las regulaciones pertinentes.  

Funciones de un abogado penalista en España  

qué hace un abogado penalista

Además de saber cuánto cobra un abogado en España y que es un abogado penalista, es importante saber qué hace. Las funciones de un abogado penalista son inherentes a su formación y se dividen en los siguientes ámbitos:  

Asesoramiento  

Cuando un abogado penalista contacta por primera vez con su cliente, debe ponerlo al tanto de su situación real. De la misma manera, deberá informarle sobre lo que se le acusa y allí es donde se define su actuación.  

En esta etapa, el abogado penalista realiza un estudio sobre la viabilidad de la acusación. Luego, se pone de acuerdo para defender los derechos de su cliente, bien sea si lo acusan de un delito o si es la víctima. En todo momento se mantiene el asesoramiento, ya que el defendido o la persona que denuncia debe tomar decisiones. Dentro de esta asesoría se debe llevar adelante un plan o estrategia. 

Acompañamiento  

Es posible que, en un primer encuentro, el abogado deba ejercer funciones de acompañamiento. Esto ocurriría si tiene que acompañar al detenido a su primera declaración. También se da el caso cuando el abogado debe orientarlo en sus opciones de declarar o guardar silencio. 

Reunión de pruebas y argumentos 

El abogado penalista debe reunir pruebas y argumentos para defender a su cliente. En esta etapa, son fundamentales todos los datos que puedan reunirse. Incluso si hablamos de información previa al hecho demandado, pero deben ser pruebas legales y jurisprudenciales.  

Análisis de cronología de los hechos 

Estos profesionales deben realizar un recorrido de todo lo acontecido y de los momentos donde intervienen los testigos. 

Análisis de la defensa 

De la misma forma en la que se analiza todo lo que corresponde al defendido, hay que evaluar lo que presenta la defensa. Estar atento a sus pruebas y argumentos permite contraponerse o argumentar contra ellos.  

Vigilancia de las garantías y derechos del acusado 

Un abogado penalista debe velar porque no se violen los derechos y garantías del acusado. Para ello, debe vigilar no solo a los integrantes del juzgado, sino también a las fuerzas de seguridad. 

Actualización de la información 

El gran reto de un abogado penalista es mantener al cliente informado en todo momento de lo que ocurre. Sabemos que los términos legales son muy confusos para personas que no se desenvuelven en el ámbito judicial. Por ende, la experticia de un abogado penal se centra en ser capaz de transmitir todo su conocimiento a un ciudadano común.  

El verdadero aporte de estos profesionales consiste en traducir la complejidad del mundo legal en conceptos fáciles de entender. De este modo, el cliente puede tener plena conciencia de lo que ocurre en cada etapa del proceso. Así, tendrá la capacidad de decidir de manera más consciente e informada.  

Negociación 

La negociación es parte fundamental de las funciones de un abogado penalista. En ciertos momentos, tendrá que utilizar herramientas de negociación para actuar en beneficio de su defendido.  

Preparación de alegatos de defensa  

Al momento de llevar a cabo un juicio oral, el abogado debe prepararse para hablar con fundamento y argumentar correctamente. Este profesional debe organizar correctamente su defensa a fin de dar fundamentos a favor de su cliente. También deberá ser capaz de responder con entereza ante las presiones de un juicio y buscar beneficiar a su defendido a toda costa. 

También puedes leer en nuestro blog:  

Ahora que ya sabes qué es un abogado penalista ¿Crees que te especializarías en esta rama del derecho? ¡Cuéntanos tu opinión en gowork.com!  


Opiniones sobre empleadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *