contabilidad empresarial

¿Cómo llevar la contabilidad de una empresa? ¡Te explicamos!

Llevar la contabilidad de un negocio es uno de los aspectos claves para una empresa. Gracias a estos procedimientos, eres capaz de conocer de forma detallada el funcionamiento de tu negocio. Además, te permite observar hacia dónde fluye tu dinero y las ganancias que obtienes. Por tal motivo, en esta oportunidad te enseñaremos cómo llevar la contabilidad de una empresa paso a paso.

Muchas veces, los empresarios y emprendedores dejan a un lado la contabilidad de su negocio. Esto significa no darle la importancia que realmente se merece, lo que conduce a la quiebra de muchas compañías. Sin embargo, no se trata de una tarea tan complicada como muchos piensan. Suele ser sencilla si le pones atención al detalle y cuentas con las herramientas necesarias o el apoyo de empresas de contabilidad en España.

¿Qué es la contabilidad de una empresa?

La contabilidad de una empresa es el registro de todas las operaciones económicas de un negocio. Consiste en clasificar todos los ingresos y gastos de una empresa. De esta forma, se puede tener toda esa información agrupada y ordenada en tiempo y temática. La contabilidad es un sistema obligatorio para toda empresa y así lo estipula el Código de Comercio de España.

A través de este tratado, se establece una serie de obligaciones para el empresario. El mismo deberá registrar de forma cronológica todas sus operaciones, así como llevar a cabo balances e inventarios de su negocio.

La finalidad de la contabilidad es conocer de dónde viene todo lo que tiene la empresa. También permite saber a dónde se ha ido el dinero de la compañía y qué es lo que le resta de cara al futuro. Conviene conocer las funciones de un administrativo contable para entender cuál es su importancia dentro de un negocio.

Principios de la contabilidad de una empresa

En España, encontrarás una serie de principios contables obligatorios que se aplican a todas las empresas. Las compañías que llevan sus cuentas anuales según el Plan General Contables deben aplicar los siguientes principios:

  • Principio de empresa en funcionamiento: para la contabilidad, se considera que la gestión de la empresa se mantendrá en un futuro previsible.
  • Principio de devengo: los datos económicos, es decir, las transacciones, formarán parte de la contabilidad sólo cuando se produzcan. Esto quiere decir que no tendrán lugar cuando se realice el pago o el cobro.
  • Uniformidad: los criterios seleccionados en la contabilidad, no se pueden modificar libremente.
  • Prudencia: no es posible contabilizar beneficios hasta que se muestren de manera definitiva.
  • No compensación: no se puede manipular las partidas de ingresos y gastos para ajustarse a la realidad.
  • Importancia relativa: se admiten excepciones en la aplicación de estos principios. Sin embargo, esto solo puede realizarse siempre que no altere la imagen fiel que debe dar la contabilidad de una empresa.

Libros contables obligatorios

Los libros contables y las cuentas anuales deben presentarse en el Registro Mercantil cada cierto período, de acuerdo con los plazos legalmente establecidos. Según el Código de Comercio, toda actividad empresarial debe incluir los siguientes libros:

  • Libro diario: este libro consiste en el registro principal de la actividad económica de la empresa. Es un documento que recoge de forma cronológica las transacciones realizadas.
  • Libro de inventarios: este libro debe incluir un balance inicial detallado del saldo de la empresa. También necesitarás un balance de comprobación de sumas y saldos, así como un inventario de cierre. Allí deberás incluir todo el patrimonio y los bienes con los que acaba la empresa al culminar el ejercicio económico.
  • Cuentas anuales: aquí se incluye el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, memoria, estado de cambios en el patrimonio neto y el estado de flujos de efectivo cuando sea exigible.

Importancia de llevar la contabilidad de una empresa

La contabilidad de una empresa es su pilar más importante. Si no se realiza este estudio, no podrías conocer el devenir y la solvencia de cualquier negocio. El funcionamiento óptimo de la contabilidad de una empresa es lo que determina su importancia. No solo te permite saber cuál es su viabilidad de cara al futuro, sino también asegurar su legalidad. Todo negocio debe tener justificados sus ingresos y gastos para evitar fraudes y problemas fiscales.

¿Cuáles son los pasos de la contabilidad?

cómo llevar la contabilidad de una empresa

Un dato mal escrito puede cambiar el rumbo o la gestión de tu empresa. Por ello, si quieres saber cómo llevar la contabilidad de una empresa paso a paso, aquí te explicamos:

1.     Recopilar toda la documentación contable

El primer paso para saber cómo llevar la contabilidad de una empresa pequeña o mediana, es tener la información económica de tu empresa. Esto significa que debes guardar todos los ingresos, gastos y operaciones que mueven a tu compañía. Necesitas recopilar y almacenar todo de forma ordenada, siguiendo una gestión documental. De esta forma, podrás contar con documentos que prueben la actividad económica de tu negocio.

En esta etapa tiene mucha importancia la facturación, tickets, documentos de constitución y nóminas. Demostrar cada transacción con un justificante o copia es imprescindible para manejar la contabilidad.

2.     Ordenar ingresos y gastos

Todos los ingresos y gastos de la empresa deben reflejarse en el libro diario. Para este propósito, se utilizan herramientas contables y softwares. Estos recursos ordenan de forma cronológica toda la información de las partidas económicas.

Las anotaciones de un hecho económico se conocen como asiento contable o partida, pudiendo registrarse de forma manual o automática. Muchas herramientas tecnológicas trabajan en la nube y organizan todo esto de forma automática. De esta forma, tanto el dueño de la empresa como su gestor pueden acceder a la información en todo momento.

3.     Cumplir con el pago de impuestos

Toda empresa debe satisfacer sus obligaciones con el sistema tributario. Para ello, debe presentar en Hacienda diferentes modelos de declaración fiscal de forma trimestral o anual. Es así como podrás pagar impuestos empresariales tales como el IVA, IRPF o el impuesto de sociedades. Además, informando la actividad de la empresa, podrás demostrar su solvencia y legalidad.

4.     Llevar las cuentas al día

Llevar la contabilidad de una empresa es una labor diaria. Por lo tanto, si dejas pasar una anotación, corres el riesgo de perderla. Con un registro de operaciones diarias, puedes conocer el progreso de tu compañía, tu situación financiera y el balance de su actividad económica.

5.     Comprobar todas las cuentas

Es necesario que hagas un chequeo de la contabilidad de la empresa cada cierto tiempo. Durante este proceso debes comprobar que todos los cobros y pagos están registrados de forma correcta. También necesitas revisar si las actas, cuentas y saldos tienen algún tipo de respaldo en justificante, sin estar duplicados ni erróneos.

También puedes leer en nuestro blog:

Ahora que sabes cómo llevar la contabilidad de una empresa ¿Crees que es una tarea fácil? ¡Cuéntanos tu opinión en gowork.com!


Opiniones sobre empleadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *