contratos laborales españa

Tipos de contratos de trabajo en España: ¿Qué contrato debo ofrecerle al empleado?

Saber cuáles son los tipos de contratos laborales en España es vital para tener conocimiento sobre tus derechos como trabajador. ¿Tienes un contrato fijo o indefinido? Definir estas respuestas es vital cuando inicias un nuevo trabajo. El desconocimiento de estos temas puede salir caro a la hora de solicitar el cumplimiento de algún derecho.

El contrato de trabajo debe reflejar todos los datos de la compañía, incluyendo una descripción del trabajo realizado, su duración y el horario como constancia para el empleado. En esta ocasión, te mostraremos cuáles son los tipos de contratos laborales 2021 en el país, mencionando todas sus variantes y características para que no quede ninguna duda.

También puedes leer en nuestro blog:

Contrato indefinido

Para aquellos que quieren saber qué es un contrato indefinido, se trata de una relación laboral sin fecha de fin especificada. Los contratos indefinidos pueden ser de jornada completa, es decir, de 8 horas al día, o jornada parcial. Cuando un contrato temporal supera la cantidad de meses para ser considerado como tal, pasa a ser un contrato indefinido.

Los tipos de contrato indefinido son:

  • Contrato fijo de temporada: es un contrato sin duración concreta propio de empresas que prestan un servicio fijo, pero que no cubre todo el año.
  • Indefinido para personas con discapacidad: se emplea para trabajadores que cuentan con un grado de capacidad mínimo de un 33%.
  • Apoyo a emprendedores:   estos tipos de contratos de trabajo se emplean para proveer un empleo estable y motivar las iniciativas de empresas con un mínimo de 50 trabajadores. Su duración es indefinida y siguen un horario de tiempo completo, con la diferencia de que permiten a los dueños de empresa disfrutar de beneficios fiscales y del pago de la Seguridad Social.

Contrato temporal por circunstancias de la producción

Cuando hablamos de los tipos de contrato temporal nos referimos a aquellos acuerdos diseñados para cubrir necesidades específicas de una empresa. Algunas veces existe un exceso de carga de trabajo o pedidos y un contrato laboral temporal consta de una duración desde 6 hasta 12 meses prorrogables.

En caso de que el contrato sea entre 6 y 12 meses, se puede prorrogar una sola vez, pero la duración total debe corresponder con la máxima permitida. Si el empleador quisiera seguir contando con el trabajador, tendrá que elaborar un contrato indefinido.

Contrato de formación y aprendizaje

Bajo este tipo de contrato se busca como objetivo formar profesionalmente a los trabajadores a través de una actividad con remuneración. Está orientado a personas entre 16 y 25 años que no tengan una cualificación profesional. Sin embargo, para grupos en exclusión laboral o personas con discapacidad no existe límite de edad.

La duración de estos tipos de contratos de trabajo en España es de uno a tres años y a partir de esta fecha, la modalidad debe cambiar, a menos de que el empleado comience una preparación profesional distinta. Las horas trabajadas no deben exceder el 75% del máximo de horas durante el primer año ni el 85% durante el segundo y tercero.

No están permitidas las horas extra, nocturnas o la modalidad de turnos. La remuneración debe ser proporcional a la cantidad de horas trabajadas, de acuerdo con el salario mínimo interprofesional.

Contrato de prácticas

Se aplica dentro de los primeros 5 años después del final de los estudios con el fin de obtener la formación profesional que necesita para adaptarse al mercado laboral. La duración deberá ser entre seis meses y dos años con una remuneración de al menos 60% del salario fijado para los trabajadores de dicho sector.

Contrato de obras y servicios

Se emplea cuando la empresa requiere la realización de una obra o prestación de un servicio que no se encuentra dentro de las labores de los fines principales de la compañía. La duración no puede superar los tres años y puede ser un contrato de tiempo parcial o completo.

Al finalizar este acuerdo, el trabajador debe recibir una compensación correspondiente a 12 días de salario por cada año trabajado.

¿Cuándo hay que hacer fijo a un trabajador?

Muchas personas se preguntan cuándo hay que hacer fijo a un trabajador. La respuesta depende de la cantidad de meses que haya estado contratado. Por ejemplo, si en 30 meses, estuvo contratado al menos 24 meses para la misma empresa, aunque haya tenido varios contratos temporales, debe convertirse en empleado fijo. Esto mismo ocurre superados los 3 años del contrato por obra y servicio determinado.

¿Tienes conocimiento del tipo de contrato laboral que tienes actualmente? ¡Cuéntanos todo en gowork.com!


Opiniones sobre empleadores

Uno comentario

  1. Jossefa

    Un post muy interesante. Gracias por la información. Reciba un cordial saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *