baja por ansiedad en el trabajo

Baja por ansiedad en el trabajo: cuantía y requisitos

La ansiedad es una realidad que forma parte de la vida de muchas personas. Sin embargo, no todos la padecen en niveles bajos, sino que sufren episodios muy intensos. Las emociones de miedo, inquietud y preocupación ante situaciones son una respuesta normal del organismo. No obstante, cuando se vuelven cada vez más intensas, pueden afectar diferentes entornos de la vida, incluyendo el trabajo. Aquí te contamos todo sobre la baja por ansiedad en el trabajo.  

Sufrir episodios de ansiedad constantes y prolongados en el tiempo hace que la vida se vuelva agobiante. Te llenas de pensamientos negativos y síntomas físicos que te hacen sentir incómodo. Además, te embarga una sensación amenazante ante cualquier actividad cotidiana, incluyendo el trabajo. Tomando en cuenta muchas opiniones de empleados, queremos explicarte cómo acceder a la baja por ansiedad en el trabajo 

Ansiedad en el trabajo: síntomas 

El trastorno de ansiedad es una enfermedad en la que las preocupaciones, miedos y temores no desaparecen. En cambio, se incrementan con el tiempo, permanecen constantes y en su mayoría no tienen una causa visible. Como ocurre con todas las afecciones, el trastorno de ansiedad debe ser diagnosticado por un especialista. Sin embargo, conoce algunos de los síntomas que pueden asociarse a la ansiedad:  

  • Aumento del ritmo cardíaco. 
  • Tensión muscular. 
  • Sudoración excesiva. 
  • Dolor de cabeza. 
  • Problemas de comunicación y concentración. 
  • Respiración acelerada.  

Además, el comportamiento habitual sufre cambios dependiendo del tipo o grado del trastorno de ansiedad. Para quienes la padecen, puede resultar insoportable realizar actividades cotidianas como asistir al trabajo o tener vida social. En caso de que presentes síntomas del trastorno de ansiedad, acude al médico lo antes posible. De lo contrario, puede ser una afección que se agrave con el tiempo.  

Por esta razón, es importante saber que si te diagnostican un tipo de ansiedad que te dificulta trabajar, puedes tramitar una baja por ansiedad en el trabajo. Más que un derecho laboral, representa una necesidad ante esta afección. Algunas veces esta ansiedad puede desatarse por lidiar con personas tóxicas en el trabajo, así que es importante aprender a reconocer estos perfiles.  

Causas de la ansiedad laboral 

El estrés laboral no solo ataca cuando un empelado tiene mucho trabajo. Aquí te presentamos las causas más comunes que llevan a los trabajadores a este punto:  

  • Sobrecarga de tareas 
  • Clima laboral deficiente 
  • Salario insuficiente 
  • Acoso laboral o conflictos 
  • Ausencia de motivación o incentivos 
  • Miedo al despido 
  • Comunicación interna deficiente 
  • Responsabilidades y rol poco definido  
  • Ritmo de trabajo acelerado 
  • Exposición a riesgos laborales 
  • Liderazgo autoritario 
  • Liderazgo deficiente, inexistente o ausente 
  • Jornadas de trabajo muy largas  
  • Desigualdad en el entorno laboral 
  • Absentismo dentro del equipo o departamento 
  • Agotamiento 
  • Dificultad para crecer en la empresa 
  • Burnout 

¿Qué es la baja por ansiedad en el trabajo? 

En primer lugar, hay que recordar que la baja laboral también se conoce como incapacidad temporal IT. Consiste en el tiempo de licencia que se le reconoce al trabajador tras el diagnóstico confirmado de una enfermedad común, laboral o accidente. Este permiso tiene lugar siempre que el trabajador reciba asistencia de la seguridad social y la enfermedad en cuestión le impida trabajar. 

El trastorno de ansiedad puede estar relacionado directamente con el trabajo y su ambiente. Sin embargo, también es cierto que el origen puede ser ajeno al entorno laboral. En cualquiera de los dos casos, la baja laboral por ansiedad es procedente. Esto sucederá siempre que el médico confirme que la persona es incapaz de desempeñar sus tareas en el trabajo. La incapacidad por ansiedad se maneja de forma similar a la incapacidad por depresión y genera:  

  • Indicación de reposo: consiste en el tiempo en el que el trabajador se ausentará de sus obligaciones laborales para favorecer su recuperación. 
  • Percepción de una prestación económica: se trata del beneficio económico que recibe el trabajador durante su baja.  

¿Cómo se consigue la baja por ansiedad en el trabajo? 

En primer lugar, para tramitar la baja laboral por ansiedad necesitas estar afiliado a la Seguridad Social. Los pasos a seguir son:  

  • Solicitar una cita médica ante un especialista del sistema de seguridad social. Si el médico lo considera, emitirá un informe médico o parte de baja. En caso de determinarse que la ansiedad tiene origen laboral, el trabajador puede acudir a la mutua colaboradora.  
  • Enviar la copia de la parte de baja a la empresa en la que trabajas.  

Requisitos para obtener la baja por ansiedad en el trabajo 

baja por ansiedad en el trabajo

Para solicitar una baja por ansiedad en el trabajo, necesitas cumplir con los siguientes requisitos:  

  • Tener un diagnóstico médico expedido por el Instituto de Seguridad Social.  
  • Estar afiliado al sistema de Seguridad Social y en estado de alta.  
  • Haber cubierto el lapso mínimo de cotización de 180 días dentro de los últimos 5 años en caso de que la ansiedad no sea de origen laboral. Si la ansiedad tiene origen en el trabajo, no se requiere un lapso mínimo de cotización.  

¿Cuánto tiempo dura la baja por ansiedad?  

El Instituto Nacional de Seguridad Social, establece el tiempo estándar de duración de la incapacidad de acuerdo con cada diagnóstico. Aquí te dejamos una tabla con toda la información: 

Tipo de trastorno de ansiedad Tiempo de incapacidad 
Afección psicológica 60 días 
Fóbica sin origen específico  45 días 
Trastornos de pánico sin agorafobia 45 días 
Trastorno de ansiedad generalizado y otros trastornos de ansiedad especificados o no especificados 30 días   
Afección adaptativa con ansiedad, o con ansiedad y depresión 15 días 

La incapacidad temporal por cualquiera de estos diagnósticos puede tener una duración máxima de 365 días. Este período puede ser prorrogable durante 180 días más, pero es obligatorio presentar una indicación médica. Además, esta prórroga solo se admitirá si el tiempo en cuestión servirá para la curación total del trabajador. 

¿Cuánto se puede cobrar en una baja por ansiedad en el trabajo? 

El pago de una baja laboral por ansiedad de realiza de la siguiente manera:  

  • Si la ansiedad es una afección profesional: en este caso, el pago inicia desde el día siguiente al de la incapacitación temporal. En este caso, será igual al 60% de la base reguladora. Sin embargo, después del día 21, el pago ascenderá al 75% de la base reguladora.  
  • Si la ansiedad es de origen común: en este caso, el pago del beneficio inicia desde el cuarto día de la incapacidad. Este pago será igual al 75% de la base reguladora.  

Dentro de la incapacidad temporal, la base reguladora es el resultado de dividir la cotización mensual, anterior a la baja, por 30 días. Sin embargo, en caso de que el trabajador perciba un salario diario, se dividirá la cotización mensual por los días que trabaje al mes. 

Finalmente, es importante tener en cuenta que la ausencia de trabajo debido a baja laboral por ansiedad no puede ser motivo de despido. Esto siempre que un médico de la seguridad social pública determine la incapacidad.  

Fobia a trabajar ¿Cuáles son los síntomas? 

El miedo a trabajar existe y se conoce como ergofobia, un trastorno mental que impide desempeñar las tareas laborales. Y no solo eso, el simple hecho de acudir a las instalaciones ya supone un malestar para el empleado. La ergofobia se considera como una fobia compleja, ya que puede ser la consecuencia de otros miedos. Esto quiere decir que suele ser causada por una situación traumática previa, como un accidente en las instalaciones.  

Estos momentos traumáticos permanecen en la memoria del trabajador y los asocia a su puesto de trabajo. Por esta razón, una vez que intenta regresar, siente una ansiedad elevada e incontrolable. El estrés y el síndrome de burnout pueden desembocar en la ergofobia. Para identificar si lo padeces, conoce algunos de sus síntomas:  

  • Aumento de la frecuencia cardíaca: el nerviosismo eleva la sudoración y provoca náuseas. 
  • Dificultad para concentrarse: prestar atención se convierte en una tarea muy difícil, lo que dificulta el desempeño del trabajo. 
  • Inseguridad: la persona no se siente capaz de llevar a cabo sus tareas. 
  • Comportamientos extraños: el empleado actuará de forma diferente a la habitual o lejos de lo que se espera. Una señal es quedarse en silencio cuando le hablan. 

¿Cómo gestionar la ansiedad en el trabajo?  

volver al trabajo después de una baja por ansiedad

Sin importar el lugar de trabajo, si se trata de Galicia o Madrid, el 59% de los españoles sufre de algún tipo de estrés en el trabajo. A continuación, conoce algunas ideas que puedes comenzar a incluir en tu día a día para gestionar la ansiedad: 

  • Organizar y planificar el día: apunta las tareas de la semana para visualizar la cantidad de trabajo que necesitas sacar. Esto te dará una mayor sensación de control.  
  • Haz ejercicio antes o después de una jornada laboral: esto te ayudará a aumentar tu autoestima y despejar la mente. Puedes probar actividades como el baile, salir a correr, hacer yoga, pilates o ejercicios de relajación.  
  • Centrarse en el presente: la ansiedad tiene un factor anticipativo que hace que te preocupes por hechos que no han sucedido. Para evitarlo, practica poner el foco en lo que estás haciendo en el momento.  

También puedes leer en nuestro blog:

Ahora que sabes todo sobre la baja por ansiedad en el trabajo ¿Crees que tu empresa aplica las medidas preventivas para resguardar la salud de sus empleados? ¡Cuéntanos tu opinión en gowork.com!  


Opiniones sobre empleadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *