contrato fijo discontinuo

Contrato fijo discontinuo: ¡todo lo que debes saber!

En el mercado laboral existen variedades de contrato que resultan muy familiares, como por ejemplo el contrato temporal, indefinido, a jornada completa o parcial. Sin embargo, si te acaban de ofrecer un contrato fijo discontinuo y no sabes muy bien en qué consiste, no te preocupes. Aquí te explicaremos todo lo que necesitas saber antes de firmar, para que sepas si se trata de tu mejor opción.

También puedes leer en nuestro blog:

¿Qué es un contrato fijo discontinuo?

El contrato dijo discontinuo consiste en una modalidad de trabajo en la cual el empleado solo tiene derecho a laborar durante el tiempo o que dure la actividad para la que fue contratado. De esta forma, el trabajo únicamente se interrumpe si el puesto ya no es necesario por temas de afluencia o temporada. Sin embargo, al llegar la siguiente temporada, el empleado se vuelve a incorporar.

La modalidad de contrato fijo discontinuo debe llevarse a cabo por escrito en el modelo correspondiente, indicando tres aspectos esenciales:

  1.  La duración de la actividad.
  2.  Forma y orden de llamamiento establecidos en el convenio colectivo correspondiente.
  3. Jornada laboral y distribución horaria.  

el trabajo únicamente se interrumpe si el puesto ya no es necesario por temas de afluencia o temporada

Características de un contrato fijo discontinuo

Este tipo de trabajo tiene la característica de ser indefinido, porque el contrato es estable, pero el oficio se ejecuta de forma intermitente. Esto quiere decir que el empleado no trabaja todo el año, pero sabe que tiene que volver el siguiente año en los meses especificados. Sin embargo, para aclarar mejor cualquier dura respecto a otro tipo de contrato, te resumimos aquí sus características:

  • Es un contrato indefinido, no temporal.
  • Se puede establecer este tipo de contrato a jornada parcial o completa.
  • El trabajador desarrolla su actividad de forma discontinua.
  • Se indica fecha de inicio, pero no de culminación.
  • El empleado forma parte de la plantilla fija de la empresa.
  • La empresa está obligada a convocar al trabajador cuando reinicie su actividad.

¿En qué casos se establece?

socorrismo contrato fijo discontinuo

Un contrato fijo discontinuo se establece en empresas que no requieren trabajadores permanentes para todo el año, sino para una temporada en específico. Entre las profesiones donde más se da este tipo de contrataciones tenemos el derecho y contabilidad, agricultura, brigadas de incendios, socorrismo o comedores escolares. El punto común entre estas actividades es que tienen mayor protagonismo en una temporada específica del año.

¿Cómo funciona un contrato fijo discontinuo?

Para empezar, debes saber que desde el primer momento en el que se celebra este tipo de contrato, empiezas a formar parte de la plantilla de la empresa como cualquier otro trabajador. La única diferencia es que trabajarás por temporadas, con lo cual cobrarás tu salario únicamente durante ese período contratado.

La cotización en la Seguridad Social es idéntica a la que se llevaría a cabo para cualquier otro trabajador, incluyendo contingencias comunes o profesionales, de desempleo, etc.  Esta regla se aplica a nivel nacional, por lo tanto, se debe seguir en todas las comunidades autónomas como Cataluña o Islas Baleares.

¿Qué pasa cuando culmina el período de actividad en un contrato fijo discontinuo?

Una vez que culmina el período de actividad, el trabajador deja de cotizar y de cobrar el sueldo. Sin embargo, tiene derecho a la prestación por desempleo siempre que cumpla con los requisitos.

Cada vez que culmine la temporada de trabajo, el jefe deberá entregar al trabajador fijo discontinuo un finiquito o liquidación. Ahora bien, este finiquito no es el propio de la extinción del contrato por despido o renuncia. Por ende, no implica que ha finalizado o culminado el contrato, ya que el mismo sigue vigente.

Además, el jefe tiene la obligación de volver a llamar al trabajador para la temporada siguiente. Durante el período donde el empleado no está trabajando, el contrato queda inactivo hasta que se reactiva mediante un llamamiento.

¿Qué ocurre si mi jefe no hizo el llamamiento?

Si el empleador no hace el llamamiento, se entiende que el empleado ha quedado despedido, pero el despido sería improcedente, por lo cual puedes hacer una reclamación judicial. Para ello es necesario rellenar un formulario de conciliación por despido improcedente en un plazo de 20 días hábiles desde el momento en el que te enteras de que no ocurrirá el llamamiento.

¿Has trabajado bajo esta modalidad? ¡Si compartes tu experiencia en gowork.com puedes ayudar a otros usuarios!


Opiniones sobre empleadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *