excedencia por cuidado de hijos hasta 12 años

Excedencia por cuidado de hijos y familiares: comparación

Todos los trabajadores en algún momento de la vida han tenido que realizar alguna petición a sus jefes. En algunos casos, por motivos de salario, pero otros suelen involucrar ausencias. En estos casos, muchos empleados se paralizan ante el miedo y el desconocimiento y no saben cómo hacerlo. En esta oportunidad, te explicaremos el recurso de excedencia por cuidado de hijos y familiares para que tengas conocimiento de este derecho como trabajador.

La excedencia laboral es el derecho que tienen los trabajadores de suspender temporalmente su contrato de trabajo. Hablamos de una figura jurídica que aplica para trabajadores en instituciones públicas y empresas privadas. Una empresa no puede oponerse a un trabajador que ha solicitado una excedencia siempre que cumpla con los requisitos que exige. Si bien es muy útil en algunas situaciones de la vida, ciertamente hay pros y contras de pedir una excedencia, y debes juzgar por ti mismo si es una buena solución para ti.

Excedencia por cuidado de hijos y familiares

La excedencia por cuidado de hijos y familiares representa uno de los derechos de trabajadores que no puede ser denegado. Es indiferente a la antigüedad o el tipo de contrato de trabajo. Además, el convenio colectivo puede regular la forma en la que se solicita, más no puede limitar este derecho.  

La única limitación que existe en este caso está asociada a que dos o más trabajadores de la misma empresa soliciten este derecho por la misma persona. Es decir, por el mismo hijo o familiar. En esta situación, el empresario podrá limitar la ejecución de este derecho de forma simultánea por razones justificadas de funcionamiento de la empresa.

Tanto en Navarra como en Galicia y cualquier comunidad, mientras dura la excedencia, la relación laboral entre trabajador y empresa se encuentra suspendida. Esto significa que el empleado no tiene que prestar servicio ni la empresa debe pagar el salario. Es importante recalcar que la relación laboral no está rota durante este tiempo. Además, se sigue sumando antigüedad y el empleado tiene derecho a formar parte de la capacitación profesional que tenga lugar.

Excedencia por cuidado de hijos

Cuando una persona acaba de ser padre o madre, es común que necesite solicitar una excedencia. Ausentarse del trabajo durante un tiempo suele ser necesario para cuidar del recién nacido o el adoptado. Pedir una excedencia en estos casos permite dejar de trabajar por un período de tiempo para cuidar de un hijo.

No hay que confundirlo con la baja por maternidad o paternidad. En el caso de la excedencia, el empleado no trabaja, pero la empresa tampoco le paga. Sin embargo, conserva el derecho a reincorporarse a la compañía una vez que culmine el tiempo de cuidado del menor.

Solicitar una excedencia por cuidado de hijos es un derecho que posee todo trabajador, hombre o mujer, con un hijo menor de 3 años. También se puede pedir en caso de adopción o acogimiento de un menor.

¿Existe diferencia entre niños menores y mayores?

Hasta los tres años todo trabajador puede solicitar una excedencia por la simple necesidad de cuidar a su hijo. Sin embargo, después de esta edad, existe la duda de si se tiene derecho a la excedencia, considerándola como una excedencia para el cuidado de familiares. Respecto a esta situación, la última jurisprudencia del Tribunal Supremo ha considerado que no se tiene derecho.

Esto quiere decir que dentro de la excedencia por cuidado de un familiar no se incluye a hijos mayores de tres años. Si tienes un hijo de nueve años que necesita ayuda en los estudios, la mejor solución es que solicites un informe del director escolar. En este documento, deberá acreditar que el menor necesita apoyo en los estudios para evitar repetir el curso.

Excedencia por cuidado de familiar dependiente

A lo largo de la vida, es muy probable que tengas que cuidar de algún familiar, bien sea tus padres, hermanos o hijos. En estos casos, puedes ausentarte del trabajo para dedicarte de forma exclusiva a tu familiar. Para ello, podrás pedir una excedencia por cuidado de familiar.

Este recurso permite al trabajador solicitar la suspensión de su actividad laboral durante un tiempo. Al igual que ocurre con la excedencia por cuidado de hijos, en este caso el contrato no se extingue. En cambio, estará en suspensión hasta la reincorporación del trabajador.

Comparación de ambos tipos de excedencia

Tipo de ExcedenciaRequisitosDuraciónCotización a la Seguridad Social
Por cuidado de un hijoTodos los trabajadores pueden solicitar esta excedencia cuando crean conveniente. Sin embargo, no pueden haber transcurrido más de tres años del nacimiento. Una vez que el menor cumpla tres años, la excedencia se da por finalizada.Máximo de tres años a partir del nacimiento del hijo.  Esto quiere decir, que si se solicita cuando el menor tiene un año, la duración de la excedencia será de dos años.Se considerará cotizado al 100% siempre que se solicite la excedencia para el cuidado de un niño menor de 3 años.
Por cuidado de un familiarDebe tratarse de un familiar hasta el segundo grado de afinidad o consanguinidad. Es necesario justificar que, por motivos de edad, enfermedad, discapacidad o accidente, el familiar es incapaz de valerse por sí mismo. El familiar dependiente debe estar desempleado.  Bajo ningún caso la excedencia puede durar más de dos años. La excepción tendría lugar si el convenio colectivo al que está sujeto el trabajador afirma lo contrario.Solo se computará el primer año de excedencia.

¿Cómo solicitar la excedencia por cuidado de hijos y familiares?

excedencia por cuidado de hijos

Es conveniente solicitar la excedencia por cuidado de hijos y familiares por escrito. Además, se necesita un preaviso mínimo de 15 días. En la solicitud debes indicar el nombre del hijo o familiar por el cual solicitas la excedencia. También deberás añadir su fecha de nacimiento, así como la duración total del período de excedencia.

La solicitud de excedencia se puede realizar en cualquier momento. No importa que el trabajador se mantenga activo o si se encuentra de baja por incapacidad temporal, vacaciones o permiso de paternidad, maternidad o lactancia.

Aunque se trate de un derecho del trabajador, igualmente necesitas la aprobación de la empresa. La compañía no puede negarse a la excedencia si se cumplen los requisitos establecidos en el Estatuto de los Trabajadores. En caso de negarla, el empleado puede demandar a la empresa y obtener una indemnización por daños y perjuicios.

Ten en cuenta que antes de ejecutar este recurso, la empresa tiene que liquidar al trabajador. Esto significa que deberán pagarte todo lo que hayas devengado hasta el momento:

  • Salario del mes.
  • Vacaciones no disfrutadas.
  • Pagas extras y otros complementos.

Técnicamente no se trata de un finiquito, ya que no ha culminado la relación laboral. Sin embargo, se paga en la última nómina todas las cantidades pendientes. Esto en caso de que el trabajador finalmente no se reincorpore.

Reincorporación tras excedencia por cuidado de hijos y familiares

La reincorporación es uno de los temas que más preocupa a los trabajadores cuando solicitan excedencias por hijos o familiares. La legislación establece que el empleado tiene derecho a reservar su puesto de trabajo durante el primer año de excedencia. Este período se puede extender hasta los 15 meses en caso de que posea el reconocimiento oficial de familia numerosa. En caso de tener el reconocimiento de familia numerosa especial, el período llegará a los 18 meses.

Una vez que transcurra el plazo correspondiente, solo conservará el derecho de reserva de un puesto de la misma categoría. Este puesto debe ser equivalente a nivel profesional respecto al que tenía previamente. En caso de que el empresario niegue al empleado la reincorporación, equivaldría a un despido improcedente.

El trabajador debe preavisar a la empresa sobre su reincorporación con la anterioridad que dicte su convenio colectivo. De hecho, durante el período de excedencia, tiene derecho a asistir y completar cualquier curso de formación para el que sea convocado.

¿Cómo ampliar excedencia voluntaria por cuidado de hijos y familiares?

prorrogar excedencia voluntaria

Lo cierto es que el estatuto de los trabajadores no incluye el derecho a una prórroga de la excedencia voluntaria. Esto significa que el empleado no tiene derecho a exigir una prórroga a la empresa. Sin embargo, nada impide que entre la compañía y el trabajador se acuerde una prórroga. Se trata de una práctica bastante habitual durante la excedencia voluntaria.

En caso de que la empresa no conteste a la comunicación, se debe entender que la solicitud de prórroga ha sido de negada. Es allí donde será necesario hacer el preaviso de reincorporación. Si no lo comunicas dentro del plazo establecido, se considerará una baja voluntaria. La consecuencia es que perderás cualquier derecho a la reincorporación y con ello tu reserva del puesto de trabajo.

¿Existe protección al despido en la excedencia por cuidado de hijos y familiares?

Sí, el trabajador no puede ser despedido si no existe una causa para ello. En caso de que esto ocurra, se considera un despido improcedente y se anula. Durante una excedencia voluntaria, el empleado solo puede despedir al trabajador por motivos objetivos.

Además de anularse el despido, tendrá que reincorporar al empleado a la plantilla. Si un juez lo considera un despido improcedente, deberá abonarle los salarios de tramitación correspondientes.

También puede darse el caso en el que el trabajador sea despedido poco después de reincorporarse. Bajo esta circunstancia, a la hora de computar el período cotizado, no se tiene en cuenta el tiempo de excedencia. Se realiza de esta forma para que no se vea aminorada la prestación por haber estado en excedencia. En cambio, se tomarán en cuenta las bases de cotización del período previo a la excedencia.

Mientras dura la excedencia, la empresa sí tiene derecho a cubrir el puesto vacante, contratando a otro trabajador. Esto puede hacerlo a través de un contrato de interinidad o de duración determinada. Se trata de un contrato que goza de bonificaciones asociadas con las cuotas de la Seguridad Social a cargo del empresario.

¿Se puede cobrar la prestación por desempleo en la excedencia por cuidado de familiares?

Sobre este tema, la legislación vigente es bastante tajante, ya que expresa que no se tiene derecho a cobrar la prestación. Esto básicamente porque no ha culminado la relación laboral y el empleado tiene derecho a la reserva de su puesto.

A efectos de una posible indemnización en caso de despido, todo el tiempo que el trabajador estuvo en situación de excedencia computa para su cuantificación. Sin embargo, la cotización realizada durante este período no se tiene en cuenta para la prestación por desempleo.

La forma de cobrar una prestación por desempleo es que el trabajador encuentre un empleo compatible con la excedencia. Además, deberá ejecutar este trabajo durante el tiempo suficiente como para tener derecho al cobro de la prestación.

De este modo, el empleado debería ocupar este nuevo puesto de trabajo durante un año a jornada completa. Solo así percibiría cuatro meses de paro. Sin embargo, esta práctica es muy poco habitual, conociendo la dedicación que requiere el cuidado de hijos y familiares.

También puedes leer en nuestro blog:

Ahora que conoces todo sobre la excedencia por cuidado de hijos y familiares ¿Crees que es un derecho en condiciones justas para el empleado? ¡Cuéntanos tu opinión en es.gowork.com!


Opiniones sobre empleadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *