aparejador funciones

Trabajo de Aparejador: funciones, salario e importancia de este empleo

En toda construcción es necesario un aparejador, pero hay muchas personas que solo toman en cuenta la figura del arquitecto y no tienen idea de la importancia del aparejador. Aquí te contaremos por qué es un factor clave si vas a construir una casa y sus funciones en caso de que estés pensando dedicarte a ello.

El aparejador también se conoce como el arquitecto técnico de una obra y su papel dentro de una construcción se asemeja al de un “director de orquesta”. De hecho, esta titulación se implementó en 1855 para sustituir lo que se conocía como un “maestro de obras”. Sigue leyendo y te contaremos más sobre esta profesión y su relevancia.

¿Qué es un Aparejador?

Un aparejador tiene la función técnica de dirigir la ejecución material de la obra, controlando de forma cualitativa y cuantitativa la calidad del proyecto que se va edificando. Este profesional debe poseer conocimientos en aspectos técnicos, económicos, de gestión, ejecución y control de obras.

Para ejercer como arquitecto técnico, es necesario tener un Grado en Ingeniería de la Edificación, que en ciertas universidades se conoce como Grado en Arquitectura Técnica. La media que cobra es entre 30.000 y 35.000 euros brutos al año.

También puedes leer en nuestro blog:

Funciones de un Aparejador

¿qué hace un aparejador?

Un arquitecto técnico o director de ejecución de la obra tiene bajo su responsabilidad las siguientes funciones en materia de gestión y seguridad:

  • Dirigir y controlar la ejecución de la obra de construcción, así como la calidad de los materiales.
  • Analizar proyectos de construcción y sus costes.
  • Constatar que los materiales utilizados sean los prescritos para el proyecto, habiendo superado una serie de ensayos y pruebas respectivas.
  • Elaboración de informes de evaluaciones y certificados de inspección.
  • Comprobar que las instalaciones, materiales y equipos estén correctamente dispuestos de acuerdo con la planificación del proyecto.
  • Solventar cualquier contingencia que tenga lugar y dejar por escrito las instrucciones en el Libro de Órdenes.
  • Proveer asesoramiento técnico a propietarios, promotores y constructores.
  • Asegurarse de que todos los miembros de la obra; contratistas, subcontratistas y trabajadores lleven a cabo mecanismos de acción preventiva.
  • Garantizar que solo accede personal autorizado a la obra.
  • Elaborar y aprobar planes de control de calidad, así como de seguridad y salud que se llevarán a cabo durante todo el proyecto.

¿Cuándo necesito un Aparejador?

De acuerdo con la Ley de Ordenación de la Edificación de España (LOE), es obligatorio designar un aparejador en los siguientes casos:

  • Cualquier obra de construcción con fines residenciales, administrativos, sanitarios, religiosos, educativos o culturales.
  • Construcciones que cuenten con un Director de Obra que sea arquitecto y se destinen al uso aeronáutico, agropecuario, energético, hidráulico, minero, industrial, naval, de la ingeniería de saneamiento e higiene o relativo a las obras de ingeniería.
  • Obras de reforma o rehabilitación, aunque no se produzca un cambio esencial en la estructura o volumen del edificio.
  • Obras de demolición.

Además, la figura de un aparejador es imprescindible, aunque el proyecto esté dirigido por un arquitecto o titulado en ingeniería, incluso si se edifica sobre estructuras ya existentes, para los propósitos mencionados anteriormente.

Importancia de un Aparejador en una obra

aparejador importancia

En toda obra es imprescindible entonces una persona que sepa dirigir la ejecución de la obra y además coordine todos los elementos que garantizan la seguridad y salud de un empleado. Ambas tareas son desarrollas por un aparejador o arquitecto técnico cuya figura es muy importante, ya que en una obra de construcción es vital tener una perspectiva global de toda la situación.

La visión de un aparejador permite hacer determinados ajustes de forma oportuna para que la construcción siga el camino correcto, evitando así la aparición de errores de mayor magnitud que puedan ser irreparables, representen un coste mayor, o pongan en riesgo la integridad de algún miembro de la obra.

Cada empleado tiene una función distinta, pero elementos tan importantes como la seguridad, calidad de los materiales y la correcta ejecución de todos los procesos no deben quedar rezagados. Muchas veces el aparejador se da cuenta de forma oportuna de ciertos detalles claves para que la obra siga su curso de forma segura, ayudando a prevenir riesgos y asegurándose de que todos los empleados trabajen bajo una misma línea.

¿Has trabajado con algún aparejador? ¡Coméntanos tu experiencia en gowork.com!


Opiniones sobre empleadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *