Divorcio ¿Qué tengo que hacer? Conoce los pasos a seguir

Afrontar un divorcio muchas veces es una tarea pesada, ya que a toda la carga emocional se suma el montón de trámites que debes realizar. Es normal que tengas preguntas como ¿Con quien debo contactar para divorciarme? ¿Por donde iniciar un divorcio? ¿Qué documentos necesito? Un mar de dudas que aclararemos con los pasos a seguir para llevar a cabo este proceso de la mejor forma posible.

Documentos necesarios para el divorcio

Desde el 2005, no es necesario justificar el proceso con una causa de ningún tipo. El único requisito es que haya transcurrido al menos 3 meses desde el matrimonio. Los documentos necesarios son:

  • Certificado literal de matrimonio.
  • Certificado de nacimiento de los hijos.
  • Documento de empadronamiento.
  • Certificados de propiedad de muebles e inmuebles.
  • Certificaciones bancarias.

También puedes leer en nuestro blog:

Pasos para efectuar un divorcio en España

Para que todo el proceso de divorcio sea mucho más llevadero y entiendas todos los trámites que debes hacer, lo mejor es que sigas estos pasos:

  1. Identifica el tipo de divorcio que llevarás a cabo

Existen dos modalidades de divorcio en España; por mutuo acuerdo o divorcio contencioso. La primera modalidad siempre es la más recomendada, ya que implica que ambos integrantes están de acuerdo en disolver el acuerdo matrimonial. El divorcio por vía contenciosa, donde una de las partes no está de acuerdo, genera un ambiente muy hostil porque implica someter a padres e hijos a estudios psicosociales y declaraciones judiciales.

Llegar a un acuerdo amistoso para que ambos acuerden el divorcio implica ventajas como:

  • Agilidad y rapidez en un trámite que termina siendo más económico.
  • Mayor tranquilidad emocional, evitando confrontamientos y estrés innecesario que también sufrirán los hijos.
  • Los convenios reguladores que se llevan a cabo por mutuo acuerdo se cumplen de forma más fácil.
  1. Busca el asesoramiento legal apropiado

Los abogados especialistas en derecho de familia son los indicados para ayudarte en un divorcio y en todas las decisiones trascendentales que conlleva como el pago de pensiones, la repartición de custodia, propiedad de la vivienda familiar, etc. En este paso es imprescindible invertir en profesionales de buena reputación, ya que intentar gastar menos dinero en abogados no calificados en derecho familiar puede salir mucho más caro en el futuro.

Si tu divorcio es de mutuo acuerdo, ambos miembros pueden utilizar un mismo abogado para que los represente, pero tienen la libertad de emplear uno cada uno si así lo desean. La figura de un procurador solo es necesaria si existen hijos menores no emancipados. De lo contrario, el proceso es mucho más rápido porque podrá hacerse únicamente con un abogado y ante un notario.

En caso de un divorcio contencioso, cada cónyuge necesita un abogado particular. También es necesario escoger un mediador familiar.

  1. Decidir el proceso judicial que seguirás

Te recordamos que elegir un divorcio de mutuo acuerdo siempre será más práctico porque el abogado es quien escribirá el convenio regulador, iniciando así un divorcio exprés, que puede conllevar a dos tipos de procedimiento:

  • Procedimiento judicial:
  1. El abogado prepara la demanda de divorcio y el convenio regulador para presentar ambos en el Juzgado.
  2. Aquí entra la figura del procurador para representar a la pareja en el proceso.
  3. Si el juez aprueba el convenio, dictará la sentencia para ejecutar el divorcio.
  • Procedimiento extrajudicial
  1. Un notario tramita el divorcio si no hay hijos menores no emancipados.
  2. El abogado lleva el convenio y la escritura de divorcio a la notaria.
  3. Se evalúan los acuerdos recopilados en el convenio para identificar si existe algún acuerdo perjudicial.
  4. El juez aprueba el convenio y con ello el divorcio.
  • Proceso de mediación
  1. En caso de no llegar a un acuerdo con tu pareja debes buscar un mediador familiar imparcial y neutral.
  2. Esta figura es quien diseñará, en conjunto con la pareja, un acuerdo para definir los términos del divorcio, proponiendo soluciones a los conflictos que surjan.
  3. Se redacta el acuerdo de mediación donde se fijan los pactos establecidos para la custodia de los hijos, pensión y distribución de los bienes.
  4. Este acuerdo debe ser enviado a un abogado especialista quien lo convertirá en un convenio regulador.
  5. A partir de este punto, el trámite se convierte en un procedimiento judicial de mutuo acuerdo.

Documentos necesarios para el divorcio

Desde el 2005, no es necesario justificar el proceso con una causa de ningún tipo. El único requisito es que haya transcurrido al menos 3 meses desde el matrimonio. Los documentos necesarios son:

  • Certificado literal de matrimonio.
  • Certificado de nacimiento de los hijos.
  • Documento de empadronamiento.
  • Certificados de propiedad de muebles e inmuebles.
  • Certificaciones bancarias.

También puedes leer en nuestro blog:

Pasos para efectuar un divorcio en España

Para que todo el proceso de divorcio sea mucho más llevadero y entiendas todos los trámites que debes hacer, lo mejor es que sigas estos pasos:

  1. Identifica el tipo de divorcio que llevarás a cabo

Existen dos modalidades de divorcio en España; por mutuo acuerdo o divorcio contencioso. La primera modalidad siempre es la más recomendada, ya que implica que ambos integrantes están de acuerdo en disolver el acuerdo matrimonial. El divorcio por vía contenciosa, donde una de las partes no está de acuerdo, genera un ambiente muy hostil porque implica someter a padres e hijos a estudios psicosociales y declaraciones judiciales.

Llegar a un acuerdo amistoso para que ambos acuerden el divorcio implica ventajas como:

  • Agilidad y rapidez en un trámite que termina siendo más económico.
  • Mayor tranquilidad emocional, evitando confrontamientos y estrés innecesario que también sufrirán los hijos.
  • Los convenios reguladores que se llevan a cabo por mutuo acuerdo se cumplen de forma más fácil.
  1. Busca el asesoramiento legal apropiado

Los abogados especialistas en derecho de familia son los indicados para ayudarte en un divorcio y en todas las decisiones trascendentales que conlleva como el pago de pensiones, la repartición de custodia, propiedad de la vivienda familiar, etc. En este paso es imprescindible invertir en profesionales de buena reputación, ya que intentar gastar menos dinero en abogados no calificados en derecho familiar puede salir mucho más caro en el futuro.

Si tu divorcio es de mutuo acuerdo, ambos miembros pueden utilizar un mismo abogado para que los represente, pero tienen la libertad de emplear uno cada uno si así lo desean. La figura de un procurador solo es necesaria si existen hijos menores no emancipados. De lo contrario, el proceso es mucho más rápido porque podrá hacerse únicamente con un abogado y ante un notario.

En caso de un divorcio contencioso, cada cónyuge necesita un abogado particular. También es necesario escoger un mediador familiar.

  1. Decidir el proceso judicial que seguirás

Te recordamos que elegir un divorcio de mutuo acuerdo siempre será más práctico porque el abogado es quien escribirá el convenio regulador, iniciando así un divorcio exprés, que puede conllevar a dos tipos de procedimiento:

  • Procedimiento judicial:
  1. El abogado prepara la demanda de divorcio y el convenio regulador para presentar ambos en el Juzgado.
  2. Aquí entra la figura del procurador para representar a la pareja en el proceso.
  3. Si el juez aprueba el convenio, dictará la sentencia para ejecutar el divorcio.
  • Procedimiento extrajudicial
  1. Un notario tramita el divorcio si no hay hijos menores no emancipados.
  2. El abogado lleva el convenio y la escritura de divorcio a la notaria.
  3. Se evalúan los acuerdos recopilados en el convenio para identificar si existe algún acuerdo perjudicial.
  4. El juez aprueba el convenio y con ello el divorcio.
  • Proceso de mediación
  1. En caso de no llegar a un acuerdo con tu pareja debes buscar un mediador familiar imparcial y neutral.
  2. Esta figura es quien diseñará, en conjunto con la pareja, un acuerdo para definir los términos del divorcio, proponiendo soluciones a los conflictos que surjan.
  3. Se redacta el acuerdo de mediación donde se fijan los pactos establecidos para la custodia de los hijos, pensión y distribución de los bienes.
  4. Este acuerdo debe ser enviado a un abogado especialista quien lo convertirá en un convenio regulador.
  5. A partir de este punto, el trámite se convierte en un procedimiento judicial de mutuo acuerdo.

Opiniones sobre empleadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *