«Lo que le pago debería bastar» – APRECIACIÓN DEL TRABAJADOR: ¿Sí o No?

No solo el Día de Trabajo es un festivo de los trabajadores. Desafortunadamente muchos empleadores piensan que solo pagar el salario es suficiente y no toman ninguna acción adicional para apreciar a «su gente».

El 6 de marzo, especialmente en los países norteamericanos se celebra un festivo no oficial: Día de Agradecimiento a los Empleados. No es muy popular en España, pero vale la pena prestarlo del calendario americano, porque todas las razones para agradecer a los trabajadores por su compromiso son buenas.


 

Employee Appreciation Day – la historia en pocas palabras

Como se mencionó anteriormente, esta es una fiesta estadounidense, no oficial, celebrada el primer viernes de marzo, inventada en 1995 por el dr. Bob Nelson, fundador y presidente de Nelson Motivation, Inc., una empresa de capacitación y consultoría; autor de muchos libros de administración, entre otros un bestseller “1001 ways to reward employees” (1001 ideas de cómo apreciar a los empleados). La fiesta se creó para centrar la atención en la dedicación de los empleados y recompensar su compromiso.

Puede haber una pregunta entre muchas personas, no solo empleadores, sino jefes, superiores y líderes: «¿La apreciación sofisticada es realmente tan necesaria?»

 

Lo que dicen los estudios:

El informe Gallup, que examina el estado del lugar de trabajo global (State of the Global Workplace), dice:

“Las empresas que orientan los sistemas de gestión del desempeño en torno a las necesidades humanas básicas para el compromiso psicológico aprovechan al máximo a sus empleados y su potencial.”

 

La conclusión es simple: la apreciación de una manera que satisface las necesidades de los empleados despierta su mayor desempeño. Deseas obtener mejores resultados, ser más alto en el ranking, ganar más: ¡aprecia a tu gente!

Sin embargo, la realidad no es tan colorida y simple como parece. El informe mencionado, ilustra resultados bastante pesimistas en Europa occidental: solo el 10% de los empleados están comprometidos con su trabajo, un 71% están desconectados y el 19% ‘activamente desconectados’.

Los desconectados son aquellos que no se sienten emocionalmente conectados con la empresa en la que trabajan. Dedican su tiempo, pero no necesariamente energía y pasión. El último grupo está formado por aquellos que se sienten descontentos con el trabajo que realizan (o el lugar de trabajo).

Mirando solo más cerca de España, los resultados son aún más alarmantes porque … solo el 6% de los empleados están comprometidos. Definitivamente hay que mejorar la situación.

 

En primer lugar, la iniciativa debe ser tomada por los empleadores, el aprecio (de una forma u otra) debe ser un elemento permanente de la cultura organizacional de la empresa, no sólo un bono ocasional.

En Internet puede encontrar muchas ideas sobre cómo celebrar este día en la empresa y hacer que sea simplemente interesante para el empleado. Sin embargo, queremos centrarnos en algunos principios clave de Bob Nelson, que ayudarán en la apreciación diaria.

 

Los más importantes son:

  •  ajustar la recompensa con la persona
  •  ajustar el premio con el logro
  • y «que sea apropiado» (es decir, no le dé a alguien un bono de regalo de 50 euros a una tienda donde los precios comienzan desde 300 euros)

Las opciones de la apreciación diaria:

  • El gerente felicita personalmente al empleado quien ha hecho un buen trabajo
  • El gerente escribe notas personales sobre el buen desempeño
  • La organización utiliza el desempeño como base para el ascenso laboral
  • El gerente reconoce públicamente a los empleados por su buen desempeño
  • Manger celebra los éxitos con reuniones (de construcción de moral)

La apreciación al grupo (por ejemplo: todo el departamento)

  • Haga que los gerentes superiores se detengan en la primera reunión de un proyecto especial y expresen su aprecio por la participación y compromiso de los miembros
  • Cuando las personas presenten una idea o sugerencia, agradézcales por su iniciativa y contribución. Fomenta la participación en el proceso de establecimiento de objetivos del grupo, resolución de problemas, brainstorming, etc.
  • Celebre el progreso, los hallazgos iniciales y los resultados finales, permitiendo que los miembros del equipo decidan cómo celebrar. Abra el lugar para que los miembros del equipo elogien a cualquiera al comienzo o al final de la reunión.
  • Haga que los miembros del equipo creen premios entre ellos. Invierta en recuerdos del equipo y símbolos del trabajo conjunto de un equipo, como camisetas o tazas de café con el lema del equipo o el logotipo de la empresa.
  • Lleve a cabo actividades de trabajo en equipo y viajes como bolos, laser tag, una visita a un parque de diversiones, un «lunch de palomitas de maíz», o un desafío o competencia de equipo contra una meta grupal u otro equipo.
  • Invite a la alta gerencia a asistir a una reunión con el equipo durante la cual las personas hacen preguntas y se agradece al grupo por sus esfuerzos.
  • Envíe cartas o correos electrónicos a cada miembro del equipo al final de un proyecto, agradeciéndoles por sus contribuciones. Considere agradecer también a las familias de los miembros del equipo si el esfuerzo del equipo fue significativo.*

 

¿Crees que tales prácticas serían útiles en tu empresa? 

Gracias a esto, sería mejor para ti trabajar o ¿no es algo que te afectará?

Y lo más importante, ¿a qué grupo perteneces: los comprometidos, desconectados o activamente desconectados?

Nos interesan vuestros pensamientos 🙂

Recuerda que en gowork.com en cualquier momento puedes escribir sobre cómo tu empleador aprecia (o no) a los trabajadores

 

*University of Washington, facility services

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *