ERTE: la abreviatura más importante desde el punto de vista de los empleados

Desde el comienzo de la crisis asociada con el virus COVID-19, muchas compañías han tenido que terminar su actividad por el momento . En particular, esto afectará al sector turístico. Según un estudio, en las ramas de hostelería, transporte y comercio trabaja alrededor de 5,7 millones de personas (según INE). Este es un gran número de empleados que pueden quedar sin ingresos estables en el futuro cercano durante el tiempo indefinido. Es por eso que desde hace poco en la mente de muchos trabajadores y empleadores existe la abreviatura: ERTE. En este artículo explicamos qué es, a quién concierne y cuáles son sus efectos.


ERTE es una abreviación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo, que significa exactamente el procedimiento administrativo a través del cual el empleador puede suspender o reducir el contrato de trabajo temporalmente.
Para que una empresa utilice el mecanismo ERTE, debe ocurrir uno de los siguientes factores: causas de fuerza mayor, económicas, técnicas o de producción. En el caso del virus Covid-19, sin duda estamos tratando con el primer factor independiente de la voluntad de los empleadores o empleados, es decir, la fuerza mayor. ERTE se aplica si la empresa se ha visto afectada por alguno de las siguientes situaciones:

  1. suspensión o cancelación de actividades.
  2. cierre temporal de locales de afluencia pública.
  3. restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías.
  4. falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad.
  5. situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria.

 

¿Quién y cómo decide sobre la introducción de ERTE?

Esta decisión sigue siendo responsabilidad de las autoridades de la compañía, por supuesto, los representantes de los empleados deben ser notificados. La petición se presenta telemáticamente mediante solicitud de la empresa ante la autoridad laboral autonómica.

 

Cotizaciones sociales en el caso de ERTE

Durante la suspensión de contratos o la reducción de jornada no hay obligación de pagar las cotizaciones a la seguridad social. La exoneración es del 100% para las empresas que, a 29 de febrero de 2020, tuvieran menos de 50 trabajadores en situación de alta en la Seguridad Social.  la exoneración de la obligación de cotizar alcanzará al 75 % de la aportación empresarial en el caso de empresas que (a 29 de febrero de 2020) tenían más de 50 empleados en situación de alta en la Seguridad Social.

 

ERTE, ¿qué pasa con mi salario?

La suspensión del contrato significa que no puede recibir su salario fijo. Ante esta situación, se aplica la prestación contributiva por el desempleo. Si se reduce el número de horas de trabajo, es un poco diferente: obtendrás tu nómina de forma proporcional a las horas que trabajes, y por horas no trabajadas recibirás   la prestación contributiva por desempleo. Lo que recibirás en el futuro cercano (si su empresa ha introducido ERTE) no afectará el derecho futuro a la protección por desempleo. Es importante recordar que no puede esperar que su empleador realice alguna indemnización, porque su relación laboral no ha terminado – está suspendida.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se encargará de tramitar de oficio la prestación por paro desencadenada por un ERTE vinculado al coronavirus. Esto implica que los trabajadores no tendrán que solicitarla sino que será la empresa quien lo comunique a las autoridades.

 

¿Cuánto merezco?

70% de la base reguladora durante los primeros 180 días y un 50% a partir del 181. Definamos el término “la base reguladora”, tal como lo define el Ministerio de Trabajo es «la media de la base de cotización por la contingencia de desempleo correspondiente a los últimos 180 días trabajados, teniendo en cuenta los días naturales de cada mes».

 

La situación actual afecta a cientos de miles de personas, empresas como Seat (unos 15,000 trabajadores), Inditex (25,000 trabajadores) o Zena Alsea (VIPS, Starbucks, Domino’s Pizza – 22,000 trabajadores) ya han decidido suspender masivamente los contratos. Algunos, sin embargo, se niegan a dar este paso, como el Banco Santander. La entidad anunció que mantendrá los puestos de trabajo en todas sus sedes corporativas y la red de sucursales en España durante el brote de coronavirus, informa Europa Press. 

 

Queremos saber tu opinión sobre este tema. 

¿Trabajas en una empresa que ha anunciado ERTE?

Escríbenos en el comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *