¿Planes para 2020? Falta de trabajo ni oportunidades de viaje gracias al Sistema de Crédito Social

Iniciado en 2014 por el gobierno chino, el sistema de calificación ciudadana llamado Sistema de Crédito Social (Social Credit System) hasta ahora ha sido una diversión para todos dispuestos. Gracias a ello, las personas reciben puntos por casi todas las decisiones que toman: desde opiniones expresadas y amigos, hasta el transporte público que eligen. En 2020, el sistema nacional de reputación de los ciudadanos será obligatorio para todos.


Para algunos, la introducción de dicho sistema puede parecer inimaginable, mientras que otros afirman que ya estamos siendo evaluados. Los bancos nos califican sobre la base de nuestros ingresos, transacciones anteriores y solvencia, las tiendas online hacen un seguimiento de nuestros decisiones, mostrando después miles de anuncios con el producto en el que accidentalmente hicimos clic. Sin embargo, esto no es lo mismo que la calificación de credibilidad visible para todos, la que afectará si una persona conseguirá un trabajo o una cita.

¿Cuáles son las consecuencias de un nivel bajo de confiabilidad? Según el South China Morning Post, alrededor de 17.46 millones de personas tenían acceso limitado a billetes de avión el año pasado y 5.47 millones para comprar boletos de tren. (basado en el informe del Centro Nacional de Información de Crédito Público). El «castigo» por estar en blacklist sería p.e.: falta de admisión de los niños de padres poco confiables a escuelas privadas. El Sistema de Crédito Social se aplicará no solo a los civiles, sino también a las personas jurídicas, es decir, a todas las empresas y entidades.

Después de leer, ¿ves a través de los ojos de tu imaginación una escena de realidad alternativa directamente del episodio «Nosedive» de la serie Black Mirror, o un mundo lleno de diamantes verdes o rojos encima de cabezas y techos, junto con el número de puntos como en Los Sims, para que todos sepan si la señora en el supermercado es confiable o a veces engaña a los clientes? Parece que gracias al Internet solo teniendo un nombre y apellido y conociendo la imagen de una persona, cada uno podría crear su propio ranking de credibilidad. Las fotos de Instagram contarán mucho sobre el estado social, los lugares donde frecuenta una persona o se encuentra con amigos; si son diferentes, tal vez personas aleatorias o los mismos amigos durante años; si pasa mucho tiempo online o donde compra la ropa – es solo una gota en el mar de información.

 

 

El Sistema de Crédito Social visible para todos sin duda se traducirá en trabajo. ¿Alguien con una puntuación baja permanecerá en su posición? Probablemente subconscientemente se sentirá peor que otros sabiendo que tiene un resultado más bajo y que la gente no le confía. Para mucha gente, el fraude, las tardanzas o la baja por enfermedad frecuente ya no serán tan fáciles. Ciertamente las relaciones interpersonales experimentarán una influencia positiva – siendo cariñoso y complaciente, todo aumenta el número de puntos de reputación social.

A la base de datos creada sobre cada persona le faltará un factor crucial: las circunstancias, es decir, el contexto de la vida humana, diferente en cada caso. El hecho de que el autobús para el trabajo llegó tarde o que nos robaron y, por lo tanto, no hubimos pagado  el plazo por la televisión, no tiene en cuenta.

Al transferir la idea del sistema al ‘’terreno nuestro’’ y tener en cuenta las actividades de muchos políticos, el sistema de reputación social podría contribuir a facilitar a los ciudadanos la elección de autoridades responsables y justas. El sistema también motivaría a aquellos con peores resultados a cambiar su comportamiento si quieren obtener la aprobación del público; este sería el caso si el mundo fuera blanco y negro. Sin embargo, existe un escenario conocido en el que los hackers venden bases de datos y las personas compran likes en Facebook o seguidores en Instagram. ¿El deseo de cambiar su puntaje no agregaría un curro más para los piratas informáticos en el mercado negro?

 

¿Qué opinas sobre el Sistema de Crédito Social? ¿La reputación visible de una persona que no conoces sería una facilitación? Esperamos a vuestras opiniones en los comentarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *