Trucos de las compañías para atraernos antes de Navidad

La época prenavideña es un período en el que tarde o temprano iremos a las tiendas… y no sin placer. Las decoraciones de colores oro y rojo, “Last Christmas” en el fondo y los escaparates nevados crean un ambiente único que esperamos durante todo el año. También es un período intenso para todas las empresas que se dedican a la venta de bienes y servicios, es un momento cuando sus ganancias superan mucho el promedio… ¿Pero lo consiguen honestamente?


 

Cada ciudadano promedio ya se ha dado cuenta de las estrategias típicas de marketing navideño: “el olor de Navidad” propagado en los supermercados o la promoción “dos más uno” es un escenario bien conocido. Las empresas hacen lo que pueden para atraer la atención del cliente y, por lo tanto, el contenido de su cartera. A las prácticas mencionadas anteriormente no se les puede reprochar nada, depende de nosotros si caeremos en la trampa o no. Sin embargo, debe admitirse que se usan en casi todos los lugares y están tan triviales que casi nadie les presta atención. Antes de la locura de compras navideñas, debes darte cuenta de que a veces esa maravillosa atmósfera nubla a los compradores su juicio. En sitios como gowork.com los empleados comparten trucos que a primera vista son invisibles para los consumidores.

 

Ves el escaparate y piensas ¡guau!

Especialmente, en el caso de lugares que ofrecen productos de muchas marcas, por ejemplo, tiendas de electrónica y electrodomésticos. Lo que se encuentra en el área pequeña del escaparate no es accidental. Al final, es como estar en primera línea en una actuación escolar. Al ver una marca concreta inmediatamente nos parece que esta es la mejor, de la cual la tienda se enorgullece o que tienen las mejores ofertas. No exactamente.  A menudo, las exposiciones están preparadas para aquellas marcas que simplemente pagaron por ello. La tienda obtiene ganancias adicionales y la marca los clientes: win-win, la victoria duplicada. ¿Qué te parece, consumidor?

 

«¿Podría usted aconsejarme…?»

Podría. Los empleados de muchas tiendas, especialmente cosméticas o con electrónica, revelan que no reciben formación relevante sobre productos. Por supuesto, hacen todo lo posible para servir al cliente y conocen la oferta de una tienda determinada, pero nadie les enseña qué cámara en el teléfono es la mejor o qué juego es el más adecuado para un niño de diez años. Lo que los dependientes nos aconsejan puede ser: a) su buena voluntad para de manera subjetiva recomendarnos lo mejor; b) una jugada en la que los empleados se ven obligados a meterles a los clientes algún producto porque p.e.: se vende mal.

 

Rebajas que no valen nada

Un truco muy antiguo, must-have de cada Black Friday, pero vale la pena mencionarlo para aquellos que aún no lo saben. Frecuentemente las compañías antes de las promociones durante un período de alto interés del cliente aumentan los precios regulares y luego los bajan al precio inicial. Debemos enfatizar que en muchos países tales prácticas son ilegales.

 

Bolsas sorpresa

Muchos lugares preparan para sus clientes las Bolsas Sorpresa. No sabes qué está dentro, pero obviamente sientes que hay algo. Tal truco llamará la atención de los niños ansiosos por descubrir el contenido del paquete secreto. Estad atentos. Los empleados preparan al azar dichos conjuntos a partir de productos no vendidos o últimas piezas. Esto no significa que estas cosas estén en malas condiciones, pero su valor auténtico en comparación con el precio de la ‘sorpresa’ puede decepcionaros.

 

Decoy Pricing, es decir, tu elección (in)consciente

Una taza de café con caramelo, té con jengibre y canela: con esto asociamos una tarde típica de invierno. Las cafeterías cumplen con las expectativas y preparan varias ofertas. Si tenemos un café pequeño por 2.50 y uno grande por 3.95, más personas elegirán una opción  pequeña. ¿Y si aparece la opción promedia por 3.50? Es solo 45 centavos de diferencia, por lo que el grande es más rentable. ¿Alguna vez te has dejado engañar? ¡No te preocupes, nosotros también!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *