Un look que asegurará el éxito. Cómo vestirse para una entrevista.

Según la mayoría de los fuentes, la primera impresión dura 10-15 segundos. Al ir a la entrevista solo tienes una posibilidad para que esa impresión haya sido buena. Independientemente de la experiencia y los éxitos enumerados en CV, tu aspecto físico y apariencia te dará una ventaja sobre otros candidatos.

Descomponemos la comunicación visual en factores primos.


 

1.

Ningún más ajustado traje de diseñador no salvará la situación si te falta cuidar de ti mismo. Este es el primer punto básico que absolutamente ningún atuendo ocultará. Y no se trata de un corte de pelo directamente del peluquero, sino de lo básico, llamemos… higiene personal, la cual si te falta, estás en una posición desventajosa. ¿Por qué? Simplemente descuido distrae al reclutador de lo que dices.

  • Uñas: deben estar limpias y de igual longitud sobre todo. Independientemente del color, evite el esmalte de uñas astillado. Los colores neutros como el beige o el rosa claro funcionarán mejor.
  • Pelo: elige el peinado que más te queda bien. Recuerda que el pelo no puede ser grasoso, porque incluso con el cabello recogido… se nota. La regla primordial de la presencia en la televisión es que el aspecto, por ejemplo, de un presentador debe ser liso para que ningún mechón sobresaliente o flequillo alborotado distraiga la atención de la información. Recuerda esto cuando hagas peinados más complejos.
  • Maquillaje: al igual que con el pelo, no debe distraer. Evite las sombras de ojos muy coloridas, ten cuidado al contornear su rostro para evitar manchas y con lápices labiales que se borran con el tiempo, dejando un borde no muy estético. Apuesta por la naturalidad.

 

Muchos de ustedes preguntarán «¿es necesario el maquillaje?» Este es un tema polémico porque depende del puesto y, también… de tu aspecto natural. Si hay algo que puedas ocultar fácilmente, hazlo. Para el empleador, la apariencia estética de un empleado es una buena publicidad de su empresa, por lo que es normal que los reclutadores presten atención a la apariencia.

Además, evita perfumes demasiado fuertes que no estés seguro de que sean un aroma no irritante y querido comúnmente.

 

2.

Cuando vaya a la pregunta de qué ponerse, antes de elegir cosas específicas, recuerda que la estética es una prioridad. Entonces, ¿cómo evitar los deslices?

  • Tela. Una camisa que se suponía que saldría con elegancia se verá descuidada con manchas de sudor, así que no elijas cosas si no estás en el 100% seguro de que resistirán en todas las condiciones. Verifica la parte superior e inferior de la prenda dos veces para asegurarse de que no sea transparente.
  • Talla. Un pantalón demasiado corto o demasiado largo no presta atención a nadie en la calle, pero durante la entrevista, sí. Lo mismo con las camisas, cuyos botones se separan con cada movimiento, escote ancho o falda demasiado corta. El atuendo debe agregar autoconfianza, y estos defectos pequeños te harán sentir incómodo.
  • Condición. Es necesario planchar, pero también una selección de cosas que no se arrugaran cuando saldrás de la casa.
  • Accesorios. Cuando se trata de joyas, el reloj funcionará tanto para hombres como para mujeres. Evita adornos que pueden parecer baratos, por ejemplo, pendientes de plástico, cadenas, etc.

3.

Entonces, ¿qué exactamente poner? Aquí sabrás la respuesta a esta pregunta.

Peter Nguyen, un estilista privado de Nueva York para huffingtonpost.com, comentó sobre las tendencias relacionadas con la ropa para una entrevista. Según el especialista, la clave para un conjunto perfecto es combinar cosas formales y casuales.

«Tanto para las compañías que se ven a sí mismas como innovadoras como para aquellas con un código de vestimenta flojo, ponerse un traje y una corbata puede ser una señal de «ser anticuado «, dice Nguyen.

 

Vale la pena prestar atención a los clásicos pasados ​​por los trends de la moda, por ejemplo, chaqueta: puede ser estampada y la camisa puede tener mangas abullonadas. 

Al elegir las cosas, una cuestión esencial es la compañía y el puesto al que postulamos. Si esta es la posición de una vendedora en un supermercado, la presencia impecable es más importante que el estilo, es la apariencia que atraiga a los clientes, porque de todos modos es probable que trabajaras en uniforme. Sin embargo, si solicitas un puesto relacionado con la industria creativa, tu estilo individual tiene importancia.

En la revista vogue.com leemos que es mejor distinguirse entre la muchedumbre.

“Cada vez se valora más la diferenciación, buscar un toque creativo, algo original para completar el look, como por ejemplo un bolso con una forma escultórica de un color que sorprenda, que se vea que eres una persona que puedes aportar en ese ámbito”, cuenta Sara Largo, asesora de imagen.

Cosas interesantes e inusuales – sí, pero ¿hay que poner logotipos de marcas conocidas para lucir en la entrevista? Forbes.com cita un estudio interesante en el que los investigadores de Northwestern University’s Kellogg School of Management, Dr. Rucker y el señor Cannon, mostraron a 120 participantes fotos de personas vestidas en una camiseta. La diferencia era que una de ellas tenía el logotipo de Gucci. Más tarde, se pidió a los sujetos que calificaran a los hombres según diversas características. El hombre con la camisa Gucci fue calificado más bajo en términos de calidez. credibilidad y amabilidad pero más alto en términos de estatus social.

 También preguntamos los reclutadores de Gowork por su opinión:

«Sí, presto atención a la apariencia. Por supuesto, todo depende de la posición que solicitamos. En cualquier caso, creo que el atuendo debe ser limpio, de colores suaves, elegante, modesto y planchado. Cada mujer se verá bien con una camisa, falda hasta la rodilla y zapatos con tacón. Una camisa blanca y pantalones negros funcionarán para un hombre. Personalmente me rechaza una apariencia artificial, por ejemplo, mujeres con pestañas XXL»

Como puede ver, cuántas personas, tantas opiniones. Sin duda, no deberías ser paranoico con el atuendo, ya que de todos modos no se puede adivinar el gusto del reclutador. Lo más importante es sentirse bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *