La España rural necesita un rejuvenecimiento. ¿Significa esto más oportunidades de trabajo para los inmigrantes?

Los inmigrantes en España

El movimiento de la población es un fenómeno completamente natural que se ha producido desde los inicios de la humanidad. Hay muchas razones por las que las personas migran. La migración puede intensificarse, entre otras cosas, debido a una mala situación económica en el lugar de residencia (migraciones económicas) o una situación política que no coincide con los migrantes (migraciones políticas).

Hoy en día, los inmigrantes son un elemento muy expresivo e importante de la sociedad española. Su presencia en España debe ser tratada como una nueva dimensión de multiculturalidad.

Al hablar de identidad en el contexto de la gente de España, es importante recordar sus múltiples variedades, que reflejan las diferencias regionales y locales. Las comunidades de inmigrantes siempre significan cambios culturales en muchos niveles de la sociedad. También en España, su presencia configura la transformación a largo plazo de la sociedad.

Pueblos desiertos

Según los datos presentados en la web del Instituto Nacional de Estadística (INE), el país se encuentra en proceso de despoblamiento de las regiones rurales. Actualmente existen en España alrededor de 1.300 municipios con menos de 100 habitantes. El porcentaje de municipios con menos de 1.000 habitantes ya supera el 70 por ciento en 17 regiones de España. Esto se debe a la gran cantidad de familias que abandonan el campo y se trasladan a las ciudades, donde es mucho más fácil encontrar trabajo.

Muchas ciudades y pueblos españoles sufrieron la emigración de habitantes, lo que significa que muchos de ellos quedaron casi desiertos y sin habitantes. La falta de habitantes también significa una falta de recursos, por lo que muchos municipios toman diversas medidas para limitar la despoblación en estas áreas.

Los extranjeros llegan cada vez con más frecuencia a los pueblos españoles despoblados. Ya representan más del 10 por ciento de la gente y la rejuvenecen. Según un estudio de demógrafos de la Universidad de Valladolid, en los municipios de menos de 10.000 habitantes, más de una décima parte de las personas, son personas no nacidas en España.

Los autores del estudio indican que los extranjeros rejuvenecen las comunidades locales. En el grupo de edad de 20 a 39 años, el porcentaje de extranjeros en estas comunas es aún mayor y asciende al 16%. Además, en los pueblos españoles despoblados, uno de cada cinco niños es extranjero. Los recién llegados de fuera de España rejuvenecen la provincia española, ya que el número de hijos propiedad de mujeres extranjeras que viven en España es de 1,5 de media, 0,3 más que en el caso de las mujeres españolas. Debido a la falta de personas dispuestas a trabajar, a menudo les resulta más fácil encontrar trabajo en el campo que en la ciudad.

La presencia de extranjeros hace que el campo español sea cada vez más cosmopolita.

España rural  durante la pandemia de Covid-19

La pandemia de Covid-19 puede intensificar aún más la tendencia a migrar al campo, no solo de inmigrantes sino también de los propios españoles. Con el Brexit, también se espera que aumente la presencia de los británicos en la sierra española. Los jubilados británicos y las personas de profesiones liberales han comprado bienes raíces allí recientemente, con especial frecuencia.

La crisis sanitaria en España provocada por la pandemia Covid-19 ha provocado un importante aumento del interés por comprar viviendas rurales y desplazarse de pueblo en campo.

Hasta hace poco, el pueblo era visto como el último lugar para vivir. En eventos recientes, incluida la pandemia de coronavirus, el interés por los inmuebles ubicados lejos de grandes aglomeraciones, sin tráfico de automóviles y rodeados de naturaleza y verdor, ha aumentado significativamente. Además, ahora es más fácil obtener el llamado Teletrabajo – fuera del lugar de trabajo, y con el uso de medios de comunicación electrónica, lo que posibilita tal proyecto de vida. Además, el aumento del desempleo en las ciudades contribuyó a un mayor interés por trabajar en la agricultura

Según la investigación, muchas personas se dieron cuenta durante la cuarentena que no les gusta el departamento en el que viven, que preferirían una plaza más grande, con más espacio y luz, un jardín o terraza, aunque estaría lejos del centro de la ciudad.

Ciertamente vivir en el campo tiene sus ventajas y desventajas que se debe tener en cuenta antes de tomar la decisión de mudarse. 

La vida en el campo no es fácil, hay muchos inconvenientes, no hay tantos servicios como en la ciudad. Definitivamente, la política estatal es necesaria para dinamizar las zonas rurales. Nadie quiere vivir aislado y sin infraestructura básica. Por ahora, es difícil predecir si la tendencia de emigración al campo es temporal o permanente.

¿Trabajas en este sector y conoces cómo es trabajar en el campo? ¿Cuál es el futuro de los pueblos escasamente poblados? ¡Cuéntanos todo en gowork.es!


Opiniones sobre empleadores

Uno comentario

  1. Jesús de Sobrino

    Buenos días. En vuestros datos de contacto no aparecen ni teléfonos ni direcciones de correo electrónico.
    Nos gustaría poder contactar con vosotros desde el Departamento de Comunicación de una empresa.
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *