Qué es el outsourcing: descubre esta práctica

26 julio 2023
11 minutos
Qué es el outsourcing negocio

En la era digital, muchas empresas necesitan ser rentables y poder dedicar los recursos internos a procesos efectivos. Por eso, saber qué es el outsourcing, es una buena herramienta. En un contexto en el que todo el mundo está interconectado y en el que se avanza a la velocidad de la luz, se deben encontrar caminos eficientes.

De ahí nace como respuesta el outsourcing. Este proceso ha resultado ser una práctica que permite a las empresas, start-ups y demás negocios, avanzar más rápido. Por ello, cada vez es más común, aunque hay que saber implementarlo bien. ¿Quieres descubrir qué es el outsourcing? ¡Te lo explicamos en este artículo!

¿Quieres saber qué es el outsourcing? Descubre su significado

Esta palabra anglosajona se compone de dos partes: out y sourcing. Out es una partícula que designa el concepto de «fuera», y sourcing quiere decir «abastecimento». Por lo tanto, tenemos que en el sentido más literal de la palabra inglesa, outsourcing significa: «abastecerse de lo de fuera». 

Esto no queda tan alejado del significado que se le ha ido dando a lo largo de estos años. Definir qué es el outsourcing es lo siguiente: es un proceso gracias al que una compañía, empresa o negocio puede aumentar su productividad. Se hace gracias a la identificación del flujo de trabajo que se quiere mejorar y se busca una forma de aportar más eficacia. 

Ello se hace gracias a la derivación de dichos procesos a terceras personas, probablemente ajenas a la empresa, para mejorar la optimización de esas tareas. Es decir, se subcontrata el servicio que se necesita. Para ello, saber cómo funciona el outsourcing es vital, aunque, por supuesto, acarrea ventajas y desventajas.

¿Qué es el outsourcing?

Ventajas del outsourcing para el negocio

Como casi todas las acciones que se realicen en una empresa o negocio, el outsourcing también puede tener ventajas y desventajas. Dependiendo del modelo negocio que tengas, deberás valorar si te vale la pena o no. Estas son algunas ventajas del outsourcing:

  • Reducción de algunos costes. Este punto puede aportar flexibilidad a la empresa. A partir de derivar un servicio o proceso, se pueden reducir gastos de personal capacitado. Tampoco hará falta invertir en maquinaria especializada o en un proceso de producción muy complejo.
  • Relaciones comerciales y corporativas. Gracias a la contratación de una actividad a un profesional externo, se crea una red de contactos muy valiosa. Por ejemplo, al derivar el marketing de la empresa, ahora se cuenta con otros profesionales en los que apoyarse.
  • Optimización de tiempos de entrega y calidad. Debido a la subcontratación, se pueden optimizar los procesos internos. Eso añade calidad a la entrega del trabajo, además de contar con el trabajo que entregará el profesional subcontratado.

Desventajas del outsourcing

Tal y como suele pasar con cada nuevo proceso que se implementa en una empresa, el outsourcing también puede acarrear algunas dificultades o desventajas. Esto viene dado porque los nuevos funciones pueden tener que ver con implicar a más personas o trabajar con otras herramientas. Veamos las desventajas del outsourcing:

  • Se depende de terceros. Aunque el outsourcing puede ser muy beneficioso para mejorar los procesos internos, se debe depender de los buenos profesionales. Estos serán los que entregarán buena calidad en su trabajo. Si no puedes depender de un profesional de confianza, es mejor no emplear el outsourcing.
  • Falta de planificación. Para que un proceso de outsourcing sea exitoso, debe haber mucha organización y comunicación. Si fuera de otra manera, el trabajo puede tener retrasos y afectar al resto del equipo y cadena de producción.
  • Se reduce el control sobre el proceso. Si el punto de vista de la empresa es tenerlo todo controlado, el outsourcing puede no funcionar. Las empresas o profesionales con los que se trabaja cuando se lleva a cabo este flujo de trabajo tienen su propia forma de trabajar. Por ello, es posible que no siempre puedas tener el control total sobre tu proyecto.

¿Para qué sirve el outsourcing?

Muchas empresas de asesoría y negocio, así como cualquier otro tipo de empresas, tienen demasiados gastos y operaciones rutinarias. El outsourcing ayuda a las compañías a reducir esos costes, aportando beneficio e incrementando la facturación. Al derivar una tarea concreta, lo más común es que de la parte de la empresa se tenga más tiempo para ejecutar otras tareas importantes en su modelo de negocio. 

El outsourcing es una opción más que viable cuando las empresas necesitan contratar servicios estratégicos que las hagan más productivas. Asimismo, también lo es cuando se necesita el acceso a tecnologías punteras que no se suelen tener en la propia compañía.

outsourcing que es

Qué es el outsourcing: características de esta práctica

El outsourcing es una práctica en la que las bases deben estar muy claras y también debe haber un alto grado de confianza. Por ello, una de las características de la externalización de servicios es la independencia. Cada una de las partes, cada una de las empresas implicadas, debe tener cierto grado de libertad para poder operar de la mejor manera. 

Además, en un proceso de outsourcing, las compañías implicadas deben ser colaboradoras, vistas como un refuerzo y un apoyo, no competidoras. Para acabar otra de las principales características del outsourcing es que permite el trabajo en remoto. Ello es un punto decisivo para poder manejar la información con libertad.

Objetivos que se quieren conseguir con el outsourcing

El outsourcing es un proceso que puede aportar muchos beneficios. El principal objetivo de las empresas que trabajan con el outsourcing es poder disponer del conocimiento de la empresa o profesional que se contrata. 

Quizá, además del conocimiento, se quieren disponer de las herramientas a las que tienen abasto estas empresas por trabajar en una área determinada. Y, lo más importante, uno de los grandes objetivos del outsourcing es beneficiar a la empresa contratante gracias a la liberación de tiempo. También la creación de procesos más productivos.

¿Qué es el outsourcing y sus beneficios para una empresa?

De la consecución de los objetivos del outsourcing afloran los beneficios de una empresa, pues es algo que va ligado y de la mano. Si se cumplen los objetivos con los que se ha contratado un proceso de outsourcing, la empresa recibirá un buen impacto a cambio

Así, tenemos que son bastantes los departamentos o áreas que se pueden beneficiar del outsourcing. Empezando por el hecho de que se reduce el coste de las operaciones y el equipo de la compañía puede estar más centrado en tareas más productivas

Al liberar el tiempo de los trabajadores como recursos de talento humano, se puede reestructurar la empresa. Esta y sus procesos internos ganarán más productividad, por lo que los empresarios recibirán más beneficios. Además, las empresas podrán reducir el coste de ciertos servicios y asentarse en un nuevo paradigma empresarial.

Tipos de outsourcing

No todas las clases de outsourcing son iguales, y no todos los procesos beneficiarán a todas las empresas de la misma forma. Por ello, conviene conocer, obtener información sobre los distintos tipos de outsourcing para que puedas decidir cuál es el mejor para tu situación.

Tipos de procesos por su función

Las empresas buscan los beneficios, por eso, es conveniente saber qué tipos de outsourcing existen dependiendo de su función:

  • Out-tasking. Se trata de tercerizar los servicios concretos. Es decir, no se delega la función al completo de un departamento entero, solo actividades muy concretas. Esta modalidad es económica y permite buscar a profesionales muy expertos.
  • Co-sourcing. En este esquema de asociación, la empresa contrata servicios más amplios, incluso la actividad de un departamento al completo, de manera temporal. Permite establecer una relación de codependencia.
outsourcing que es y como funciona

Clasificación por su ubicación

Algunos empresarios tienen la necesidad de contar con sus proveedores cerca. Otros prefieren internacionalizar servicios. Estos son los tipos de outsourcing según la ubicación:

  • Offshore. Se refiere a externalizar los servicios hacia el extranjero, de forma que se pueden abrir nuevos mercados en otros países.
  • Onshore. Este tipo de outsourcing es para las empresa que prefieren no tercerizar los servicios en el extranjero y buscan a sus colaboradores en la misma ciudad o país.

Clases por su formato

Por último, también influye la modalidad de trabajo que se va a llevar a cabo. Sobre este punto, también hay dos tipos de outsourcing:

  • In-house. Hace referencia al modelo de outsourcing que se lleva a cabo dentro de la empresa u organización. Por ejemplo, un monitor de calidad o una consultora pueden trabajar así, por eso deberías saber qué es una consultora.
  • Off-house. Al contrario que el tipo anterior, para este modelo de outsourcing se contrata a una empresa externa a la compañía. Lo más común es que la comunicación sea virtual.

Riesgos potenciales de implementar un proceso de outsourcing

En un intercambio comercial a menudo pueden existir ciertos riesgos asociados a los servicios que se contratan. Y es que si no se tiene una estrategia de subcontratación clara, es posible que el coste de trabajar con un proveedor pueda ser mayor que el esperado. 

De la misma forma, también es posible que la calidad entregada por parte del contratado no sea la que se espera, o que no haya control sobre el proceso. Esto impacta directamente en la satisfacción del cliente, en los recursos humanos y en la productividad de la empresa. También pueden asociarse problemas de comunicación.

El impacto del outsourcing en la era digital

En un mundo globalizado gracias al poder de internet y la comunicación digital, el outsourcing cobra una especial relevancia. Contratar a profesionales que pueden proveer servicios especializados se vuelve mucho más fácil. Ya no se depende de vivir en una ciudad grande o de un único profesional externo. 

En la actualidad, el mercado en el que escoger es amplio, lo que también lleva a obtener servicios más técnicos y especializados. Ello, consiguientemente, hace que puedas disponer de una buena transformación digital.

outsourcing que es

5 preguntas para saber si te conviene tercerizar las operaciones

Un proceso de outsourcing puede ser muy conveniente y disruptivo para la empresa, pero debe hacerse teniendo en cuenta aspectos que puedan crear un impacto positivo. Por ello, es conveniente hacerse estas preguntas:

  • ¿Qué operaciones se deben externalizar?
  • ¿Puede este recurso hacer crecer el beneficio de la empresa o negocio?
  • ¿Cómo puedes llevar a cabo la delegación de servicios?
  • ¿Qué recursos diferenciadores va a aportar el proveedor externo?
  • ¿Son la innovación y la estrategia el enfoque principal?

Haciéndote estas preguntas antes de contratar servicios a terceros podrás tener más claridad sobre para qué quieres emplear este recurso, el poder de lo que es el outsourcing.

¿Qué empresas son ejemplos de procesos de outsourcing?

En el mundo de las grandes empresas, muchas buscan ayuda externa. ¡Y es normal! No siempre se tienen los recursos necesarios para llevar a cabo todas las tareas y estudios. Por ello, muchas compañías contratan servicios. Algunos ejemplos más comunes es ver cómo las organizaciones contratan servicios del departamento de tecnología

También pueden contratarlo de forma íntegra, pues necesitan conocimientos muy especializados para que todo fluya en esa área. Hay quien también contrata la gestión para la cadena de suministro, o alguna clase de desarrollador informático. Estos son ejemplos de lo que es el outsourcing.

También puedes leer en nuestro blog: